¿Qué es un portafolio de inversión?

General -

¿Qué es un portafolio de inversión?
0 votos

Los portafolios de inversión, más conocidos como carteras de inversión, son un conjunto de diferentes tipos de instrumentos financieros, compuestos por acciones de diferentes empresas, bonos, dinero en efectivo, documentos y valores que se cotizan en el mercado bursátil. Los inversores y empresas son los que mantienen a estos instrumentos de inversión en constante movimiento, con el propósito de ganar rentabilidad en diferentes periodos de tiempo. Veamos a continuación, qué son los portafolios de inversión en detalle, para qué sirven, qué incluyen y cómo los inversionistas pueden minimizar su riesgo cuando deciden invertir en ellos.

portafolio-de-inversion

Qué es un portafolio de inversión

Los portafolios de inversión, son carteras compuestas por una selección de diferentes instrumentos financieros o valores que cotizan en la bolsa, y en los que los inversionistas deciden invertir con miras a hacer crecer su dinero. Entre los instrumentos financieros que componen los portafolios de inversión, están las acciones, los bonos, documentos, divisas, inmuebles y valores, entre otros.

Como en toda inversión, los inversionistas que ingresan a estos portafolios, para minimizar sus riesgos, tienen que seleccionarlo y armarlo según su perfil inversor y objetivos de rentabilidad, de lo cual hablaremos más adelante.

Para qué sirve un portafolio de inversión

Los portafolios o carteras de inversión, tienen por finalidad ayudar al inversionista a disminuir la volatilidad de sus inversiones a través de la diversificación, lo cual disminuye su riesgo, si esa diversificación la realiza aplicando formulas financieras adecuadas, utilizando instrumentos con distintos plazos, horizontes y tipos de activos y inversiones de renta variable. Para diversificar una cartera de inversión, se considera el potencial de rentabilidad futura a un año sobre el primer activo y se multiplica por el porcentaje a invertir en ese activo, sumándose la rentabilidad futura esperada del segundo activo y repitiendo la misma formula del primer activo con el tercero y los sucesivos.

No basta con que una cartera de inversión sea equilibrada al azar, como decíamos antes, la manera adecuada de armarla es siguiendo una formula financiera clara y invertir un porcentaje de cada activo, de modo que se pueda generar sinergia en la cartera. Con esta metodología, se consigue bajar al máximo el riesgo de invertir y al mismo tiempo, se consigue rentabilizar la cartera al máximo.

Una de las formulas más aplicadas en la banca para armar las carteras de inversión, es la creada por Markowitz, que con su teoría moderna de selección de cartera, propone la manera de armar el mix de inversiones, abordando la cartera de un modo global, que permite obtener mucho mayor retorno que si se tomara inversiones en instrumentos financieros individuales, maximizando el retorno y minimizando el riesgo.

Qué debe incluir mi portafolio de inversión

Para decidir correctamente cómo armar el portafolio de inversión, lo primero que deben hacer los inversores, sean personas o empresas, es definir su objetivo. Entre los objetivos de los inversores compuestos por personas naturales están, el juntar dinero para comprarse una casa, jubilarse a una determinada edad, pagar los estudios de los hijos, etc., mientras que los inversores empresa e instituciones, como las entidades financieras, las compañías de seguro, fondos mutuales y otros, definen sus objetivos de acuerdo a su misión institucional.

Aparte de los objetivos de inversión, en especial las empresas, deben tener una política de inversiones, que es previa a los objetivos, ya que son ellas las que guían el cómo y en qué invertir. La política de inversiones, se elabora considerando los siguientes factores:

  • Necesidades de liquidez.
  • Horizonte de inversión.
  • Impuestos.
  • Regulaciones y marco legal.
  • Informes financieros indispensables.
  • Necesidades y objetivos del inversor.

portafolio-perfecto

Estrategias para disminuir el riesgo de un portafolio de inversión

Para ir administrando el portafolio de inversiones, existen las estrategias activas y pasivas. La estrategia activa es la que aplica las formulas financieras que impulsan la rentabilidad del portafolio, más allá de la simple diversificación, y la diversificación implica hacer un mínimo aporte en diferentes instrumentos, conformándose con lograr un rendimiento dentro del promedio del mercado.

Para elegir los mejores fondos en los que invertir utilizando la estrategia pasiva, hay que considerar la rentabilidad pasada de los activos, y evaluar sus riesgos, considerando lo siguiente:

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
  • Invertir en activos de diferentes industrias.
  • Armar una cartera con activos de empresas estables y de trayectoria.
  • Invertir en instrumentos de renta fija y variable.

Para utilizar cualquier formula financiera aplicando una estrategia de inversión activa, se debe considerar lo siguiente:

  • Las colocaciones de corto plazo son menos riesgosas que las de largo plazo.
  • Aunque el precio de los bonos fluctue, su valor de mercado a la fecha de vencimiento, será igual al valor de vencimiento del bono.
  • Las acciones no tienen fecha de vencimiento.
  • Hay que distinguir entre lo que es un ahorro, de lo que es una inversión, ya que no son lo mismo.
  • Siempre es mejor asesorarse antes de invertir, y utilizar a expertos que trabajen para entidades reconocidas y de primera línea.

Como mencionamos en el penúltimo punto, la gran diferencia que existe entre ahorro y inversión, porque parece ser lo mismo si no se observa de forma critica, ya que puedes suponer que depositas el dinero en el banco y ya obtienes rentabilidad sobre el capital sin correr riesgos al ahorrar, y que las inversiones en portafolio son algo parecido. La diferencia principal radica en el riesgo. Con el ahorro no se arriesga el capital, pero estamos afectos al riesgo inflacionario, mientras que en la inversión, se asume el riesgo de aumentar como de disminuir el capital inicial, dependiendo esto, de los instrumentos que se hayan utilizado para invertir.

En conclusión, y para terminar, sin importar con cuanto te inicies en las carteras de inversión, lo importante es efectuar una adecuada planificación previa, que incorpore todas las variables de las que aquí hemos hablado, y además considere un estudio de tu perfil de riesgo personal, punto muy relevante antes de empezar en el camino de las inversiones. Cuando descubras que tipo de inversor eres, ya tienes la mitad del camino listo para continuar elaborando tu estrategia, tus objetivos y políticas de inversión.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;