¿Qué es un leasing habitacional?

Credito -

¿Qué es un leasing habitacional?
118 votos

El mercado, además de los crédito hipotecarios en todos sus tipos, también ofrece otra alternativa para la adquisición de una casa. ¿Sabes lo que es un leasing habitacional? te lo contamos acá.

Si buscas una alternativa para comprar casa, un leasing te puede ayudar

¿Qué es el leasing habitacional?

El leasing habitacional difiere de la solicitud de un crédito hipotecario, en un punto sumamente importante, y que algunas personas toman como negativo. Cuando finalizamos el proceso de préstamo hipotecario con alguna institución financiera firmamos una escritura, documento donde, además de otros datos, aparece nuestro nombre como propietario de la casa, mientras que en el leasing no.

Pero, ¿cómo llegamos a eso? Básicamente el leasing habitacional es un contrato entre una entidad llamada inmobiliaria de leasing y tú, donde se establece que se mantendrá el pago de un arriendo de la propiedad, como si fuera el pago de un dividendo, hasta completar el precio final pactado de la vivienda, y sólo cuando pagas la ultima cuota de tu leasing, accedes a ser el dueño de esa propiedad. En otras palabras, lo podemos resumir así:

  • El comprador, o sea tú, elige una casa y consulta con el vendedor, o sea una inmobiliaria, cuáles son los costos para poder adquirirla.
  • Cuando ya tienes la información anterior, debes acudir a una Inmobiliaria de Leasing o Banco Comercial donde te solicitarán los antecedentes mínimos para poder acceder a la compra. En estos casos, de igual forma que un crédito hipotecario, se te pide un pie, sin embargo es mucho menor y más accesible.
  • La Inmobiliaria de Leasing o Banco donde gestiones el negocio aprobará la operación y fijará las condiciones de pie, plazo, dividendo y gastos operacionales y de seguros, comunicándoselos al vendedor y a ti.
  • Acordados los términos de la transacción, la Inmobiliaria de Leasing compra la vivienda al vendedor, y en el mismo acto, suscribe contigo un contrato de arrendamiento con promesa de venta una vez termines de pagar las cuotas de arrendamiento.
  • El vendedor te entrega la casa.
  • Finalmente, inicias el pago mensual acordado.
El leasing es un contrato de compra-venta

A quién sirve y cuáles son las ventajas del leasing habitacional

Cuando se habla de leasing habitacional no se sabe bien a quién sirve más, ya que es una alternativa más dentro del mercado. Sin embargo, si le das otra vuelta, te podrás dar cuenta de que, si no tienes una capacidad de ahorro grande puedes optar rápidamente a una vivienda. Las exigencias no son tan cerradas como en un crédito habitacional.

Por otro lado, si en este momento estás arrendando, sabes que pagas ese dinero para tener un techo y vivir sin problemas, no obstante, ese dinero es un pago que ya no verás más, es cancelar un servicio mes a mes sin otro beneficio adicional que tener un lugar donde morar. No decimos que esa opción sea buena o mala, sólo te mostramos que, si eliges un leasing habitacional, el monto de ese arriendo, en vez de ir de cierta forma al tacho de la basura, pasará directamente a un fondo que te dará el beneficio de ser propietario. Es verdad, la casa no estará a tu nombre hasta que el proceso acabe, pero los pagos que hagas no serán en vano. Además, según la negociación que tengas con la inmobiliaria de leasing, podrías optar a un monto mensual parecido al que ya pagas.

Entonces, podemos resumir los beneficios del leasing así:

  • No te endeudas en el sistema financiero, siendo una herramienta idónea para nuevos inversionistas que trabajan con dinero de la banca.
  • Tienes beneficios tributarios, al presentar las rentas como gasto en tus estados financieros.
  • Puedes vender la propiedad aunque esté con deuda pendiente para recuperar el dinero ya invertido y pagado a la fecha y traspasar el leasing como leasing o hipotecario al nuevo dueño.
  • Asumes un riesgo de no pago por insolvencia mucho menor que si compras la propiedad con tus propios recursos o con crédito bancario.
  • Tienes que cumplir muchos menos requisitos de solvencia para encarrilarte con un leasing, comparado a pedir un crédito hipotecario.
  • Puedes combinarlo incluso con un subsidio habitacional.

Subsidio habitacional con leasing

Las personas mayores de 18 años, sin vivienda propia, sin capacidad de ahorro y que es sujeto de crédito es justo a la que apunta el subsidio de vivienda leasing. Como este sistema leasing se ocupa cada vez más en Chile, varias entidades financieras privadas entregan un crédito relacionado con esta forma de comprar viviendas, cuyo tiempo de entrega es corto y sin trámites excesivos, además de presentar un mayor flexibilidad.

Pero eso no es todo, ya que el gobierno también entrega un aporte especial en esta materia, el subsidio de leasing habitacional, una instancia parecida a los subsidios habitacionales normales. Estos tienen un funcionamiento parecido, sólo con algunas modificaciones.

  • Puedes optar a un subsidio de entre 100 y 250 UF.
  • Debes ser mayor de edad.
  • No tener una vivienda.
  • Debe haber un contrato de compra-venta con una Inmobiliaria de leasing.
  • Ser titular de una Cuenta de Ahorro para Arrendamiento de Viviendas con Promesa de Compraventa (cuenta ahorro “Leasing Habitacional”), parecida a las libretas de ahorro para la vivienda.

El precio máximo de las viviendas, según la ubicación geográfica puede ser de:

  • 2.000 U.F. en zonas de renovación urbana o prioritarias para los planes de desarrollo, así como inmuebles que califiquen para conservación histórica.
  • 1.200 U.F.  en las regiones de Aysén y Magallanes, en las provincias lejanas de Palena y Chiloé, Isla de Pascua y Juan Fernández.
  • 1.000 U.F. en las demás localidades no mencionadas antes, repartidas por el país.

El monto del subsidio fluctúa de acuerdo con el precio de la vivienda y la zona geográfica donde se ubique el bien raíz. Al valor de la vivienda se le descuenta el valor total del subsidio, el cual es pagado de una sola vez por parte el SERVIU.

El trámite se puede realizar durante todo el año, así que puedes ir buscando con calma la casa o departamento que mejor se adecué a tus necesidades.

El gobierno te puede ayudar con un subsidio para tu leasing

Aún tengo algunas dudas

Sabemos que si es información nueva para ti habrán muchas dudas dando vueltas en tu cabeza, por lo que, quizás, te podemos ayudar con las más frecuentes y que toda personas que postulará a este tipo proceso debería saber:

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
  • El precio pactado de pago mensual no puede ser modificado, independientemente del valor que tenga la vivienda al fin del contrato, el que puede haber variado por simple plusvalía o por la introducción de ampliaciones u otras mejoras.
  • Las operaciones se realizan con seguros a favor del arrendatario-comprador. Por ejemplo, si debe operar el seguro de desgravamen, la vivienda quedará a nombre de los herederos en forma definitiva y sin deudas de ningún tipo.
  • Los plazos que se manejan para el pago total de la casa son de 8, 12, 15, 20 o 25 años.
  • La vivienda sí se puede modificar, o sea, sí puedes realizar ampliaciones u otras cosas.
  • La Inmobiliaria de Leasing no puede quitarte tu casa y venderla a otra persona, ya que la ley amapara el contrato que se firmó.
  • La vivienda, si así lo deseas, se puede subarrendar, sin embargo, hay que enviar una solicitud a la Inmobiliaria de Leasing.
  • Si tienes un subsidio tradicional lo puedes abonar al leasing.
  • La casa se puede vender sin problemas, de hecho, si el valor de venta es mayor a lo pactado en un principio, ese monto a favor es para ti.

Como ves, si quieres adquirir una vivienda o casa existen posibilidades para todas las situaciones personales. Sólo debes informarte, obtener los datos necesarios y entrar en el proceso.