Qué es el Fast Track en el Comercio Internacional y por qué es importante

General -

Qué es el Fast Track en el Comercio Internacional y por qué es importante
0 votos

El Fast Track, es un mecanismo más conocido como “vía rápida”, útil para resolver conflictos, negociar acuerdos comerciales, aprobar leyes y reformas comerciales. El Fast Track fue un proyecto de ley impulsado por la Corte Constitucional, que contempla en el Acto Legislativo 01 del 2016, una vía expedita para resolver todo tipo de conflictos, especialmente en materia comercial y legal, así como asuntos que afecten la paz, haciendo que los tramites se realicen de manera rápida, expedita y ágil, permitiendo cambiar o crear normas rápidamente y sin interferencias, con el fin de resolver rápidamente.

fast-track-negocios

Qué es el Fast Track en el Comercio Internacional

En materia comercial, el Fast Track permite agilizar tramites internacionales, negociaciones complicadas con otros países, y todo tipo de relación que eventualmente se pueda ver obstaculizada y enlentecida, tomando los recaudos y acciones oportunas para evitar esas situaciones.

El Fast Track es un procedimiento administrativo y legal que se estableció en la sección 1103, inciso b de la Omnibustrade and Competitivenes Act for 1988 de Estados Unidos.

El comercio internacional se ve afectado muy de cerca con el Fast Track, debido a que es gracias a este procedimiento que se puede resolver de manera ágil y expedita, cualquier disputa e inconveniente que surge de los negocios internacionales, aprovechándose al máximo las facultades que otorga en fast track en el desarrollo de negocios.

comercio-internacional

Por qué es importante el Fast Track en el Comercio Internacional

Como decíamos antes, con el Fast Track se puede hacer uso de procedimientos legales y administrativos abreviados y improvisados, que permitan resolver rápidamente cualquier tipo de obstáculo que esté impidiendo resolver o avanzar el normal curso de un negocio de comercio internacional.

Con el Fast Track, la autoridad competente puede determinar hacer una norma, una ley o elaborar una disposición provisoria que permita ir resolviendo asuntos que solo aumentan la burocracia y los problemas en temas de negocios.

En el comercio internacional, no es raro que existan dificultades, y la mayoría de ellas involucran grandes montos de dinero, por lo que contar con una vía de salida alternativa como el Fast Track es un avance a nivel global, propendiente a mejorar las relaciones de negocios entre países.

Las empresas son las que más valoran el poder contar con el Fast Track, ya que este procedimiento permite abordar negocios internacionales como un objetivo estratégico, donde se puede entrar con un potencial de alto crecimiento, otorgándoles una ventaja competitiva que a largo plazo se convierte en una inversión.

Sólo las empresas que no están focalizadas a globalizarse ven todo esto más como una molestia que como una oportunidad, ya que consideran los mercados globales como un estorbo y molestia, subestimando el nivel de ingresos que estos mercados les pueden dar. Esta corta visión se conjuga con la lapidaria idea que cualquier gasto en los mercados globales, es un costo a reducir.