¿Qué es y para qué sirve el CVV de la tarjeta de crédito?

General -

¿Qué es y para qué sirve el CVV de la tarjeta de crédito?
0 votos

En todos los sitios web que tienen la opción de pago seguro con tarjeta de crédito, se pide para completar las transacciones, un código de seguridad que va en las tarjetas, como una manera de poder autenticar al usuario del sitio, y efectuar la transacción de forma más segura. ¿Qué es ese código denominado CVV, presente en nuestras tarjetas de crédito?, ¿para qué sirve ese código CVV?. Veamos con mayor detalle a continuación.

tarjetas-de-credito-TDC

Qué es el CVV de la tarjeta de crédito

Todas las tarjetas de crédito tienen dispositivos de seguridad incorporados, uno de ellos es el CVV más conocido como Card Verification Value, que es un código de verificación de la tarjeta bancaria, que sirve para confirmar que quien utiliza esa tarjeta de crédito en ese momento, es realmente la misma persona que la tiene en su poder. Con ése código, se puede efectuar compras seguras utilizando las tarjetas de crédito, débito y prepago.

El Código CVV se compone de 3 dígitos, y va inserto en todas las tarjetas de crédito Visa y MasterCard, en la parte posterior, donde se puede ver impreso muy cerca de la banda magnética esos dígitos. En el caso de las tarjetas de crédito American Express, son 4 los dígitos que componen en CVV, y tiene por fin evitar fraudes. El CVV también se ha ido incorporando en las tarjetas de débito y de prepago que han salido al mercado.

Los códigos CVV son únicos y irrepetibles, es decir que cada tarjeta tiene su propio código, y cuando reemplazas la tarjeta por otra, obtienes un código distinto, aparte que suele cambiar la fecha de caducidad de la tarjeta misma, y el número de la tarjeta también cambia.

Para qué sirve el CVV de la tarjeta de crédito

El CVV, no sólo se denomina así. También es bueno saber que se le denomina de otras formas, debido a que es muy usual confundirse con esto. Por lo general, a este código de seguridad de las tarjetas de crédito, se le denomina también CVD o Card Verification Data, CCV o Card Code Verification, CVN o Card Verification Number, CSC o Card Security Code y CVVC o Card Verification Value Code. Todas estas denominaciones y sus significados, aluden exactamente al mismo código CVV del que hablábamos desde el inicio.

El Código CVV sirve para reforzar la seguridad en el uso de las tarjetas de crédito, débito y prepago. Lo que garantizan con este código, es que quien ingrese a comprar en línea, o intente hacer una transacción con la tarjeta, demuestre que tiene en su poder la tarjeta, y no sólo tiene el número de tarjeta, que es más fácil de obtener. Por este motivo, no es nada recomendable sacar fotos de las tarjetas por ambos lados, ya que este código debe ser siempre un número secreto que maneje sólo el portador de la tarjeta, es decir, su dueño.

Estos números secretos, no aparecen nunca en los recibos o facturas de compra, así como tampoco se pueden ver en la banda magnética. Cuando clonan las tarjetas, si no han podido copiar este código de algún modo con una cámara oculta, no pueden utilizar el clon de la tarjeta, ya que son necesarios ambos números para poder usarla.

Los únicos datos que se pueden transferir por algún medio electrónico con seguridad, son los números de la tarjeta, fecha de caducidad y nombre, pero estos códigos de seguridad jamás deben enviarse a terceros, con la única excepción de los sitios de compras seguras verificados.

tarjetas-de-debito

Los delitos que se evitan con el CVV

Finalmente, para ir resumiendo todo lo visto de este secreto código CVV, tenemos que mencionar los principales delitos que se pueden evitar cuando contamos con este sistema de seguridad en nuestras tarjetas de crédito, debito o prepago:

  • Clonación de tarjetas: Es muy usual que las tarjetas las clonen en los cajeros automáticos o en algún centro comercial donde estén utilizando máquinas clonadoras, pero si no copian al mismo tiempo este código, nunca van a poder hacer uso de esas tarjetas clonadas. Por ese motivo siempre se recomienda no perder de vista las tarjetas cuando se va a pagar, ya que es mas fácil detectar que puedan estar haciendo mal uso de ellas, y verificar bien los cajeros antes de usarlos.
  • Robo de identidad: Se suele suplantar identidad para cometer delitos. Estos delitos son ejecutados por bandas criminales organizadas que buscan obtener algún beneficio económico con el uso de información de otras personas. Por lo general, cuando se roban documentos de identidad y tarjetas, es más fácil que se cometan estos delitos, por eso esos robos deben denunciarse de inmediato.
  • Phishing: Es usual recibir links falsos, o llamados de empresas que intentan obtener información confidencial de los usuarios. El modo de operar del pishing no se limita a los correos, hoy también circulan mensajes por las redes sociales o por el mismo teléfono, invitando a abrir links que hacen abrir virus y programas que roban información.
  • Skimming: Otro método de robo de datos es el famoso Skimmer, que se instala por las bandas organizadas en los cajeros automáticos y terminales de pago de los comercios. Como ya hemos visto en el caso de las máquinas clonadoras, este dispositivo lleva una ranura falsa que copia la banda magnética de los plásticos que se deslizan en ella. Como el código CVV no se puede clonar, las bandas tienen que grabarlo con una microcámara o bien copiarlo manualmente para poder hacer uso de él, por eso la tarjeta siempre debe estar bajo la mirada de su dueño.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar que existen otros métodos de validación extra para dar seguridad a las tarjetas de crédito, débito y prepago, como el sistema 3D Secure Verified vy Visa y MasterCard Secure Code, que refuerzan las operaciones realizadas, pidiendo una contraseña o clave numérica extra al usuario antes de hacer una transacción. Esta clave extra por lo general se le envía al móvil al usuario, y es necesario teclearla antes de terminar la transacción.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Independiente de todos los métodos de seguridad de que dispongan estas tarjetas, hay que tener claro que lo primero a hacer antes de usar una página de internet para comprar, es verificar que se trate de páginas seguras, que inicien su dominio con https y tengan un candado que la verifique, además de buscar información acerca de la empresa y página que se está usando, previo a ingresar datos personales y de las tarjetas.