¿Puedo solicitar una tarjeta de crédito estando en DICOM?

Credito -

¿Puedo solicitar una tarjeta de crédito estando en DICOM?
145 votos

El famoso Dicom o información contenida en el Boletín Comercial es parte esencial de la evaluación que hacen las instituciones financieras para emitir una tarjeta de crédito.

Dicom no te permite solicitar tarjetas de credito

Toda solicitud que se haga a la banca chilena o a instituciones financieras tiene que ser evaluada, o sea, la entidad debe echar una ojeada a tu historial crediticio para saber si eres o no un cliente seguro, un cliente que podrá pagar y solventar el acuerdo al que está llegando. No sólo revisan tu sueldo o hace cuánto tiempo estás trabajando en el mismo lugar, sino que también revisan un dato que tiene a miles de chilenos con bandera roja, el famoso Dicom o Boletín Comercial, informe que muestra si la persona tiene retrasos en el pago de créditos o instrumentos financieros, una lista negra que manejan las instituciones prestadoras de esos servicios. Es por esta razón que cabe la pregunta ¿Puedo solicitar una tarjeta de crédito estando en Dicom?

Primero que todo, conoce lo que es Dicom o Boletín Comercial

Bueno, sabemos que lo has escuchado nombrar y que representa para muchas personas un infierno en el que no querrían estar, sin embargo, siempre es bueno repasar un poco de qué se tratan ciertos aspectos del sistema financiero en Chile, ya que es la única forma de que aprendas más y mantengas tus compromisos de deuda a raya, sin que te causen un problema.

Dicom es básicamente un registro computacional que guarda todos los datos informados por empresas de prestaciones financieras, que tienen relación con los deudores de cualquier cantidad de dinero. O sea, si te llegas a retrasar en el pago de una cuota, en cierta cantidad de días la institución informará al ente correspondiente, en este caso la Cámara de Comercio de Santiago, que mantienes una deuda y que no eres apto para solicitar más dinero en ninguna institución financiera. Así es, si corres a pedir algún monto a algún banco u otra entidad, serás rechazado. Sí, te convertirás en un ser indeseable y peligroso.

Siguiendo la misma línea, el informe mostrará todos tus datos y últimos movimientos de deuda, clasificándolas de las siguiente manera:

  • Deuda Morosa: es la que lleva sin pago entre 30 y 60 días a partir de la fecha estipulada para cancelar la cuota fijada en el contrato.
  • Deuda vencida: aquí ya superaste la barrera de los 60 días, pero no superas los 90. Bien, por lo menos no llevas más de tres meses sin pagar.
  • Deuda castigada: bueno, como te habrás dado cuenta, en esta línea ya habrás pasado los 90 días de morosidad, por lo que acciones legales en tu contra se pueden hacer presente, por ejemplo un juicio en tu contra y el posterior embargo de bienes. Nadie quiere llegar a este punto, te lo aseguro.

Continuando con el proceso del Boletín Comercial, se debe decir que aquella base de datos tiene que ser actualizada constantemente, ya que la información contenida puede ir variando día a día segpun los movimientos de pago que haya. Todo bien hasta ahí, sin embargo, si ya le pagaste a la institución financiera y quedaste al día con todo, puede que esta olvide o demore un poco en entregar los datos a Dicom de que tú ya no eres un deudor malvado, por lo tanto de una forma u otra debemos asegurarnos de que ya no estamos en la lista negra. ¿Cómo hacerlo? Fácil, el ente regulador del boletín permite que puedas comprar un certificado que indica, hasta la fecha en que se emite, si eres deudor marcado por la sombra de Dicom. Además, se puede optar a un servicio que te indica durante seis meses si has caído nuevamente o no en el listado. Claramente esto no es gratis.

De todas formas, existe una manera de poder revisar tu situación financiera de forma gratuita, sólo debes acudir a algún servicio, por ejemplo de telefonía móvil, donde un requisito sea que revisarán tus antecedentes financieros. En el momento que lo hagan te avisarán o no si eres parte del Boletín Comercial. Nada más fácil y sencillo.

Algo sobre la ley Dicom

La ley 20.575 aprobada el 24 de enero de 2012 indica que los datos financieros contenidos en el Boletín Comercial no se pueden utilizar en procesos de selección de personal, admisión pre-escolar, escolar o de educación superior, atención médica de urgencia o postulación a un cargo público, situación que ocurría antes de que la legislación normara dicho problema. Sin embargo, para el único fin que se pueden usar estos datos es para la evaluación financiera de personas o empresas que quieran pedir un crédito o solicitar la emisión de una tarjeta crediticia.

Es así como, si por alguna razón estás en aquella lista negra, no te entregarán lo que estás solicitando y te será negado, por mucho que tu sueldo o tus años de servicio en la empresa en la que estás avalen que puedes pagar la deuda. En ese sentido, lo mejor que puedes hacer es intentar salir de tu hoyo financiero lo más pronto posible.

Estar en Dicom te puede excluir de la solicitud de varios instrumentos financieros

Pero, ¿puedo hacer algo para que me den una tarjeta de crédito aún estando en Dicom?

Lamentablemente, la respuesta es no. Si por alguna razón u otra la empresa a la cual la estás solicitando accede a entregártela estará bien, pero al ver que estás en el Boletín Comercial te la negarán. No así en el caso de los créditos, ya que en instituciones como cajas de compensación y cooperativas de financiamiento te podrían ayudar y dar el monto que necesitas.

No quiero caer en el Boletín Comercial, ¿Qué puedo hacer?

Sea la razón que sea, por algo te endeudaste, entonces, si quieres obtener una tarjeta de crédito estando en DICOM, tendrás que primero salir de ahí. ¿Cómo salir? muy fácil sólo debes dejar de endeudarte, en primer lugar, y luego esperar a que te saquen, por lo general toma 15 días. Una vez fuera deberás demostrar tu fortaleza y que alguien de confianza, que siempre toma sus responsabilidades de pago con altura de miras y que siempre pagas todo. ¿Cómo hacerlo? Teniendo finanzas sanas, lo que te llevará, definitivamente, a mantener un ordenamiento que mantendrá a raya todas tus deudas.

No hay demasiados trucos para ello, sólo uno que otro punto importante que deberás seguir. Así que, si detestas que te llamen las casas de cobranza todos los días, que les des promesas de cuándo vas a pagar o si te cansa que pregunten por ti a toda hora, bueno, si gustas puedes hacer lo siguiente:

Tus antecedentes financieros son tu historial para solicitar créditos

:

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
  • ¿Sabes cuáles son tus deudas más importantes y las más básicas? ¿No? Pues entonces comienza a ponerte al día y planifica todos los gastos esenciales del mes. Sólo así verás cuánto dinero te “sobre” a fin de mes.
  • Si vas a utilizar tu tarjeta de crédito, que suponemos ya estará saneada, revisa el monto de las cuotas y en cuánto tiempo terminarás de pagar. Como ya sabes cuánto te “sobra” a fin de mes, podrás ver cuánto puedes pagar.
  • No te enfermes nuevamente con la fiebre de comprar hasta morir. Ponte en la cabeza que eres inmune a esa enfermedad compulsiva.
  • ¿Nunca has ahorrado? ¿Nunca tienes dinero para urgencias? Bueno, sería bueno que pensaras en un plan de ahorro. Quizás nada de ahorrar grandes cantidades de dinero, pero sí un poco. A la larga te agradecerás a ti mismo haberlo hecho.
  • Si por culpa de un crédito quedaste en Dicom, bueno, ya lo sabes, no lo pidas a no ser que sea imprescindible y sepas que puedes pagarlo.
  • Si luego de todos tus gastos tienes dinero para ti y para hacer lo que quieras, te felicitamos, estás alcanzando el nivel de bolsillo sano, que es algo así como el nirvana de las finanzas, ahí no te preocupa nada más que vivir y no el dinero.
  • Todos tenemos diferentes prioridades, pero, ¿Realmente hay cosas que necesitas, por las cuales debes sí o sí pedir un crédito y endeudarte? Pioriza, ya habrá tiempo para darte gustos.

Como ves, si quieres un tarjeta de crédito estando en Dicom o Boletín Comercial te será prácticamente imposible, ya que cualquier entidad te evaluará como totalmente riesgoso para obtener una. procura antes salir de tus deudas. ¿Realmente crees que endeudándote más saldrás del hoyo en el que te encuentras? Nosotros creemos que puedes caer en una arena movediza en la que te seguirás hundiendo. Sanea tus bolsillos, tus finanzas, todo lo que tiene que ver con el dinero que manejas mensualmente. No vives para trabajar, sino que trabajas para vivir. ¿Qué mejor que disfrutar tu dinero y disponer de él? Caso contrario son las casas comerciales, bancos o instituciones financieras quienes disponen de tu salario. ¿Te gusta esa situación? ¿Vivir angustiado pensando a cada rato en las deudas que tienes? Para nadie es bueno vivir así, por lo que evitar esta situación es lo mejor que puedes hacer. Por otro lado, si no te molesta vivir de ese modo y todo para ti es deudas, ya que de todas formas vives bien, respetamos tus alternativas y opciones, sólo tíu sabes lo que es mejor para tu persona.

¿Puedo solicitar una tarjeta de crédito estando en DICOM?
145 votos

Los comentarios están cerrados.