Cómo pedir un crédito estudiantil 2019

Credito -

Cómo pedir un crédito estudiantil 2019
1 voto

Hoy en día se incentiva bastante el hecho de ingresar a la educación superior, por lo que cada día que pasa aumentan las ayudas estatales y privadas para acceder a esos niveles educativos, sin embargo, muchas veces son los problemas de financiamiento los que impiden dar una continuidad a los estudios. ¿Quieres conocer las ayudas económicas y beneficios que existen? Te las damos a continuación.

Estudiar y pagar tu credito, dificil perono imposible

El financiamiento estudiantil

Aunque muchos digan que estudiar hoy es mucho más fácil, cuando hablamos de financiamiento no es tan así, ya que, en muchas ocasiones no se puede solventar una carrera aún cuando existan préstamos o créditos de por medio, por lo que los puedes complementar con becas o una que otra ayuda estatal que sea de forma gratuita y que no se deba devolver.

Si tu pregunta es ¿puedo pedir un crédito estudiantil? Nosotros decimos que sí, ya que hay varias opciones y alternativas en el mercado y en la parte estatal que te pueden servir. Quizás combinando uno que otro puedas solventar completamente el monto total de la carrera que elijas, además también te damos ideas para ahorrar dinero con los préstamos online.

Alternativas de financiamiento privado

Para hacerte un poco más fácil la tarea te dejamos la lista de las entidades que te pueden ayudar con una alternativa de crédito para financiar tus estudios de pregrado o postgrado:

  • Banco Falabella
  • Banco Santander Santiago
  • Banco BBVA
  • Banco Ripley
  • Banco del Desarrollo
  • Coopeuch
  • Corpbanca
  • BCI

Cuando solicitas este tipo de crédito, las entidades financieras están concientes de que eres estudiante y que deberán darte más tiempo para pagarlo, ya que primero debes tener un piso y solvencia acorde a lo que estás solicitando. Sin embargo, muchas de las condiciones son bastante parecidas a un crédito de consumo, por lo que debes revisar bien las cláusulas de lo que estás firmando.

Por otro lado, otra alternativa privada tiene que ver con los créditos directos que prestan varios bancos del mercado financiero. En otras palabras, como si fuera un crédito automotriz o un hipotecario, puedes solicitar un crédito universitario. No todos los bancos tienen esta división financiera, sin embargo, lo que la tienen presentan formas de pago que pueden ayudar de gran manera al estudiante. Entidades bancarias que ofrecen este tipo de producto son el Banco de Chile o el BCI. En ese sentido, deberás iniciar una cotización de mercado antes de elegir, ya que eso te ayudará a encontrar lo que más se acomoda a lo que buscas, es por ello que te recomendamos utilizar nuestro comparador online para que tengas una mejor visión de lo que ofrecen el sistema financiero.

Finalmente, y a modo de última alternativa, encontramos un opción que no es del todo recomendable y que, además, necesita de una gran capacidad de solvencia para obtenerlo, hablamos de conseguir un crédito de consumo normal que nos podría ayudar, quizás no para pagar toda la carrera, pero sí parte de ella. En este caso también es recomendable que utilices nuestro comparador online.

Puedes combinar tu credito con becas para solventar tus estudios

Alternativas de financiamiento estatal

Dentro de las instituciones que entregan las mejores ofertas para estudiar, se encuentra la Corporación Nacional de Fomento – Corfo – cuya ayuda abarca desde la inyección de capital a Pymes hasta créditos universitarios. Para obtener este tipo de financiamiento debes acudir a algún banco que tenga este tipo de convenio y solicitarlo, ya que son varias las intituciones bancarias que trabajan de ese modo.

En una primera instancia, si lo que buscas tiene que ver con entrar a estudiar en una de las universidadades tradicionales o estatales, las cuales son 25, puedes tomar como opción el Fondo Solidario de Crédito Universitario, del cual hablaremos más adelante.

Siguiendo la misma línea, existen varios beneficios y becas estatales que te podrán interesar y darte una mano de apoyo para que no tengas problemas para estudiar lo que más deseas.

  • Fondo Solidario: Es una ayuda y salvavidas para estudiantes del 60% más vulnerable del país. Este fondo solidario se puede complementar con otro beneficios que entrega el gobierno, y ayudas internas universitarias, como las becas de alimentos, pudiendo alcanzar un 100% de financiamiento para cursar tus estudios con tranquilidad.
  • Crédito con Aval del Estado (CAE): Para obtener el crédito, básicamente debes tener un promedio de notas total de tu enseñanza media (NEM) igual o superior a 5,27 y un puntaje promedio en la PSU superior a 475 en las pruebas de Lenguaje y Matemáticas. Este crédito te permite estudiar en Universidades públicas o privadas e incluso en Institutos de formación profesional o Institutos de las Fuerzas Armadas.
  • Beca Bicentenario: Una de las más solicitadas y una de las más fáciles de obtener, ya que el único requisito es que tengas un puntaje superior a 500 puntos en la PSU. ¿Difícil? No lo creemos así.
  • Beca Vocación de Profesor: Esta es una de las más nuevas becas y beneficios que se han presentado, y busca incentivar el ingreso a carrera de pedagogía, entregando financiamiento especial para los futuros profesores.
  • Beca Juan Gómez Millas: Parecida a la Bicentenario, pero enfocada en carreras técnicas.
  • Beca Discapacidad: Estudiantes con capacidades diferentes podrán acceder a este beneficio, lo que abre las puertas a jóvenes que, antiguamente, no podía acceder a la universidad. Cabe recalcar que es un punto importante en el ámbito de generar leyes y beneficios que ayuden a ese sector de la población que, por culpa de nuestra cultura, mantenemos relegados.
  • Beca Puntaje PSU: Obtener un puntaje nacional no es en vano, el gobierno te puede financiar tu carrera, ya que eres, en este caso, una persona con gran futuro.
  • Beca Excelencia Académica: Independiente del colegio de donde vengas, si tienes las calificaciones mayores alcanzadas en tu generación puedes optar a este beneficio. No será en vano el esfuerzo que pusiste en la escuela.
El lucro en la educación es lo que se trata de evitar en Chile

Como ves, y resumiendo, con el sólo hecho de querer estudiar ya puedes pedir un crédito universitario con las características que necesitas y, si no lo puedes solventar, puedes combinar becas y préstamos. Siempre se puede hacer algo.

¿Cómo se paga el CAE?

Vamos a ver algunos detalles acerca del modo de pagar este crédito, ya que para muchos resulta ser una alternativa interesante debido a la libertad de elección que otorga a quién lo toma, pudiendo elegir dónde estudiar y incluso cambiarse de carrera y no perder el financiamiento.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

En cuanto tiempo se paga

La deuda del CAE se tiene que dejar pagada en un plazo que va entre los 10 y 20 años, y se comienza a pagar recién a los 18 meses después de egresado, o bien, 2 años cumplidos sin matricula, lo cual generalmente corresponde a situaciones de deserción académica.

Se puede reducir la deuda

Cuando efectúas un prepago mínimo de un 10% del total de tu deuda CAE, puedes conseguir un descuento interesante en ella, dejando cuotas más pequeñas hacia adelante.

Además, el beneficiario puede solicitar ir pagando cuotas que representen menos del 10% de su sueldo mensual, llegando a ser de hasta un 5%, dejándote en mejor situación de liquidez inmediata.

¿Y si te accidentas o mueres?, el crédito tiene un seguro de desgravamen y accidentes incorporado cuando lo tomas, así que ni tienes que preocuparte de la posibilidad de hacer heredable esa deuda a tus familiares.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Aquí te dejamos un video con los pasos a seguir para renovar tu crédito con garantía estatal.

¿Qué pasa si no pagas tu crédito universitario?

Como es ya sabido, a muchos les pasa que en algún momento no pueden continuar con los pagos de sus créditos universitarios. Dependerá del tipo de crédito que hayas tomado el cómo prosiga el proceso de cobranza y las consecuencias que te cause la insolvencia.

Cuando se trata de un crédito solidario, como no existe aval ni bienes en respaldo del crédito, lo más probable es que la entidad de estudios te haga saber que existen facilidades para ponerte al día, abriéndose a que le hagas una propuesta de pagos. Si no se hace posible cumplir con un plan de pagos mínimo, el curso normal de cobranza es que te envíen a Dicom y se prosiga cobrando la deuda en condiciones más duras a través de Tesorería, donde te retendrán los impuestos que hayas pagado por trabajos hechos a honorarios. Esto significa que no te harán devolución de tus impuestos en el mes de Mayo.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Cuando se trata de créditos de consumo normales, cursados a través de bancos, la gestión de cobranza es mucho más inconveniente ya que pueden pasar a cobrar con los bienes o las remuneraciones del aval, y embargar bienes incluso, además de dejarte en el boletín comercial.

Sea cual sea la situación de mora, hay que tener claro también que son los bancos los que te han evaluado previamente en tu capacidad y trayectoria de pagos, lo cual hace que la responsabilidad por haber prestado tanto dinero siempre sea de ellos, así que si ya ha pasado mucho tiempo y no pudiste pagar, la mejor opción es esperar que pasen 5 años y la deuda prescriba.