Modelo Keynesiano: qué es y características

General -

Modelo Keynesiano: qué es y características
1 voto

Los modelos económicos que crearon famosos economistas, como Keynes, ayudaron en su momento a entender cómo funcionaba la economía y qué variables podían causar mayor o menor impacto en ella, considerando el entorno y otros factores. Con estos modelos, que aún hoy en día se utilizan aunque no en su estado más puro, sino combinándolos con otros modelos económicos, podemos predecir ciclos económicos futuros, vislumbrar si se viene un período bueno o deprimido. El modelo económico desarrollado por Jhon Maynard Keynes, ayuda a entender en parte nuestro día a día económico, por esto vamos a explicarlo de forma muy simple, señalando sus principales características, además de los supuestos que deben estar presentes para que resulte válido como un modelo predictivo en economía.

modelo-keynesiano

Qué es el modelo económico keynesiano

El modelo keynesiano, desarrollado por Jhon Maynard Keynes, es uno de los que más ha influido la economía moderna, y con seguridad lo seguirá haciendo. Este modelo analiza las variables agregadas de la economía, como el consumo, el empleo, desempleo, la inversión, el ahorro y la producción.

Para tener una idea completa de todas las variables que componen este modelo, lo mejor es visualizar la fórmula de producto interno bruto, que es como sigue:

  • PIB = C + I + G + X – M
  • C : Consumo
  • I : Inversión
  • G : Gasto de gobierno
  • X – M : Importaciones y exportaciones

Con el modelo keynesiano, fallas del mercado tan importantes como el alto desempleo y el nivel de salarios en una economía, podrían ser corregidas si interviene el gobierno con la política fiscal. Por poner un ejemplo, una consecuencia de una demanda deprimida, generaría desempleo al no estarse utilizando los recursos de empresa a cabalidad, y si la situación se mantiene por largo tiempo, el nivel de salarios debiera propender a bajar, pero en la práctica eso no sucede, entonces los despidos aumentan cada vez más.

Aplicando la intervención de la política económica se podría mover la política fiscal, y a través de ella se moviliza una economía aunque sea generando déficit, generando subsidios y empleos de emergencia, usando la política monetaria, que podría bajar las tasas de interés y así estimular la demanda también, y usando las herramientas de devaluación de moneda para combatir la inflación, lo que podría ayudar a conseguir un equilibrio económico más rápido que si se espera una solución que provenga netamente del mercado.

Probablemente si se utilizara este modelo en su estado puro, estaríamos en graves problemas por las externalidades negativas que genera dentro de lo que es la libre competencia y movimiento del mercado, sobre todo en lo que concierne a las operaciones de comercio exterior. Entonces, aplicar estas herramientas con fines concretos y precisos en momentos de crisis, es un salvavidas que ha demostrado ser útil para los países en crisis, pero claramente no es la forma de conducir la economía en un largo plazo.

politica-fiscal

Características del modelo económico de Keynes

Podríamos resumir el modelo económico Keynesiano rescatando 3 ideas clave que lo sustentan y lo hacen válido como un modelo útil para predecir los movimientos de la economía. Sabemos que este modelo nació como una teoría explicativa de la profunda crisis económica que vivió el mundo por los años 30, y en la actualidad, si se consideran estos supuestos, todavía podemos darle sentido y aplicarlo a la modernidad, salvo pequeñas variantes.

Claves del modelo keynesiano

  1. Keynes se enfocó en la política económica como la responsable de conducir a un país, hacia la prosperidad, o la decadencia.
  2. En el núcleo del modelo, se estima que son los gobiernos los responsables de estimular la demanda y la velocidad de la economía.
  3. La política fiscal es la herramienta que utiliza este modelo, para ir regulando la economía, así se genere déficit.

Con el modelo económico de Keynes, se explica el comportamiento de la economía en el corto plazo, además de estudiar problemas macroeconómicos como el empleo, el paro, el consumo, la producción, la inversión y el ahorro conjunto de todo el país. Para Keynes, a diferencia de otros economistas, el foco para solucionar los problemas económicos era utilizar recursos extras, como por ejemplo cuando se propone la intervención estatal para solucionar problemas de desempleo, o subsidiar a las empresas cuando estaban a punto de quebrar.

Según Keynes, el paro laboral tiene que ver con la ralentización de demanda de las empresas, la baja de precios de sus productos, lo que hace mermar sus ingresos y obliga a las empresas a despedir trabajadores. Como los precios bajan, el poder adquisitivo de los salarios aumenta, entonces más gente quiere trabajar pero menos gente quiere contratar, y esto genera depresión en el consumo y baja la demanda todavía más. En este sentido, el Estado Chileno ha intervenido al mercado aportando con subsidios para los trabajadores y las empresas, de modo que resulten ser menos costosos para las compañías.