Hipoteca de casa – Cómo Hipotecar una casa

Credito -

Hipoteca de casa – Cómo Hipotecar una casa
9 votos

Una manera de respaldar una solicitud de financiamiento hipotecario para una segunda vivienda, es hipotecando la primera casa. Si estás complicado para obtener créditos bancarios porque no cumples a cabalidad los requisitos que te piden, pero tienes una propiedad que podrías ofrecer como garantía hipotecaria, te explicamos paso a paso el modo de hacerlo para que puedas concretar tu hipoteca.

casa

¿Qué es una hipoteca?

Una hipoteca es dejar en garantía un bien raíz en favor del banco, que a su vez otorga un crédito.

Cuando una persona ya tiene una casa o terreno pagado completamente, puede utilizar esta misma propiedad para darla en prenda al banco a modo de hipoteca y así financiar parte o la totalidad de otro bien raíz, dejando como garantía hipotecaria esa casa o terreno ya pagado y de propiedad en un cien por ciento del cliente que necesita un nuevo crédito.

Bajo esta misma perspectiva, cuando una persona que tiene propiedades sin deuda y se ve con apuros financieros, puede pedir al banco un crédito con prenda hipotecaria, a esto se le llama hipotecar alguno de sus bienes, con el compromiso de pagar las cuotas para poder recuperar su propiedad una vez que termine de pagar completa su deuda.

Requisitos para hipotecar una casa

Para hipotecar una casa con un banco, básicamente se requiere que la casa pueda respaldar el monto de dinero que se está solicitando para comprarla. Por ejemplo si tu casa esta tasada comercialmente en 2.000 Unidades de Fomento, no puedes solicitar al banco mas de 2.000 Unidades de Fomento, ya que ese es el valor que la casa en sí respalda como bien prendario.

¿En qué momento la casa queda hipotecada?, cuando la compras a la inmobiliaria o propietario y usas al banco para financiarte. Se dice que la propiedad queda hipotecada porque el banco la toma como prenda en garantía hasta que la deuda la pagues completa.

Los requisitos para hipotecar tu casa cuando tiene deuda, son:

  1. Acreditar monto pagado de la propiedad: Esto es acreditar el monto de la deuda que ya tienes pagado, o si ya la tienes pagada completamente.
  2. Certificados: Acreditar que está toda la documentación legal de la propiedad en regla, esto es los certificados de dominio, de prohibiciones, de expropiación y que los pagos de contribuciones y otros, que deben estar al día.
  3. Tasación: Además, el banco hace una tasación comercial para evaluar el monto del crédito que otorgará al solicitante dejándose la propiedad como un bien en garantía que respalda a la deuda.
  4. Escritura de la propiedad.
  5. Acreditar pagos: De servicios, contribuciones y otros.

Cuando se va a hipotecar una casa que no tiene deudas, se consigue un préstamo bancario importante que permite solventar deudas que en el minuto son imposibles de pagar de otro modo, y la casa queda en prenda en el banco donde se solicito el préstamo.

hipotecar-una-casa

Requisitos para obtener un nuevo crédito hipotecario

Todos los bancos hacen un estudio previo a sus clientes antes de otorgarles un crédito hipotecario, y entre las principales variables que analizan, están:

  1. Los ingresos.
  2. Un estado de situación que refleje los gastos.
  3. Los préstamos que tengan en curso y su nivel de deuda.
  4. Los bienes que poseen.

Los bancos normalmente financian entre el 80% al 90% del valor  total de un bien raíz, por lo que hay que fijarse muy bien en el valor del bien raíz a comprar, de modo que el dividendo a pagar mensualmente, considerando la tasa de interés, seguros y otros gastos, no supere el 25% de a renta líquida. Considerando esto así, es muy probable que el banco apruebe el crédito hipotecario.

Simular el costo de los hipotecarios en línea, es una labor que cada vez se está haciendo más fácil ya que existen los simuladores en línea en varios bancos. Comparar en tres o cuatro bancos, además de cajas de compensación y aseguradoras, que hoy también ofertan créditos hipotecarios, es un deber para quedarse con la mejor opción.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Los bancos además, puede que les ofrezcan un crédito de consumo adicional para cubrir en porcentaje de crédito que necesitan cubrir y no está cubierto el hipotecario. A veces es mejor liquidar bienes como el auto para cubrir ese monto, y posteriormente, adquirir el vehículo nuevo en cuotas con mejores condiciones. Hacer este tipo de operación permite también mejorar el acceso al crédito bancario, ya que éstos al ver que el cliente no los necesita con urgencia, más lo persiguen con ofertas y beneficios crediticios convenientes. Parece ser un juego perverso pero así funciona el mercado del crédito.

garantias

Garantías generales y específicas

Hay dos tipos de garantías hipotecarias, una es la garantía específica y otra la garantía general.

Con las garantías específicas, puedes vender tu propiedad aunque tengas el crédito hipotecario aun pendiente de pago, y esto no es problema debido a que traspasas la deuda hipotecaria al nuevo propietario y se traspasa la inscripción de propiedad haciendo un alzamiento de hipoteca en su favor.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Las garantías generales son las más complicadas, ya que como deudor entregas la propiedad o bien raíz hipotecado como garantía de pago de cualquier otra deuda que puedas tener con el banco, vale decir, tarjetas de crédito, líneas de crédito u otros prestamos que puedas tomar con ese banco. En estos casos, es mas complicado vender tu propiedad ya que muy probablemente necesites la autorización del banco y además, te exigirán pagar todas las demás deudas antes de efectuar la venta.

¿Qué debo saber de las garantías generales?

Desde el año 2010 se exige a los bancos que tomar los créditos hipotecarios con garantía general debe ser algo opcional, no obstante, como muchas cosas que están escritas por ley, muchas veces nos perdemos por falta de atención y conocimiento y firmamos papeles sin leer la letra chica, así que fíjense muy bien que su hipoteca tenga siempre una garantía específica y jamás una general, que sólo les complicaría la vida al momento de querer disponer libremente de su propiedad para efectuar una transacción comercial.

hogar

Si ya tomaste una garantía general, la recomendación es jamás tomar créditos ni asumir muchas deudas con ese mismo banco, ya que te comprometen a pagar todas esas deudas tomando como garantía tu propiedad, y si dejas de pagar por algún motivo tus deudas, te expones a un embargo.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;