En qué se diferencian los Contratos Civiles y los Contratos Mercantiles

Legal -

En qué se diferencian los Contratos Civiles y los Contratos Mercantiles
3 votos

El derechos tiene varias ramas y cada una ofrece una manera de interpretar las diversas materias que ve, según su naturaleza. El derecho se divide en público y privado, y el derecho privado se divide en materias que tienen que ver con el derecho civil y comercial.

Cada contrato, dependiendo de si es civil o comercial, será distinto y para poder comprender sus alcances legales es necesario tener claras sus diferencias, ya que el ser de una u otra rama no sólo lo hace distinto en el fondo, en su contenido, sino también en el procedimiento que tiene relacionado para hacerse valer. Veamos en qué consisten esas diferencias.

contratos-comerciales-normas

Diferencias contratos civiles y comerciales – El código civil y el comercial

Como cada rama del derecho tiene su propio código, cada código tiene su propia forma de operar ante las contingencias, y así es como vemos el código civil y el código comercial, diferenciando las materias contractuales para darles diferente tratamiento cada vez que sea necesario.

Los códigos jurídicos son distintos, porque tienen fines distintos. El código civil va regulando todas las actividades legales que asumen las personas naturales o jurídicas mientras que el código de comercio va regulando todo lo que tiene que ver con actividades comerciales, como disponer de bienes y la actividad de personas jurídicas y naturales dedicadas al comercio.

Los códigos civiles y comercial se diferencian porque cada uno se interpreta de modo distinto cada vez que hay alguna duda, y para poder una interpretación se va a reglas y normas que son distintas y hasta contrarias en algunos casos.

Cuando se habla de asuntos comerciales, prevalece el negocio, los intereses, la consensualidad y la legalidad, mientras que en materias civiles todo lo que es negocio por muy legal y bien enmarcado en lo jurídico que este, tiene como foco de análisis los intereses pactados, los ritos y actos solemnes, haciendo fenecer el negocio jurídico tan propio de las materias comerciales..

diferencias-contratos-civiles-comerciales

Diferencias contratos civiles y comerciales

Para ejemplificar de modo más concreto las diferencias entre cada uno de estos contratos según los efectos que producen:

1. Competencia de tribunales:

En caso de producirse un litigio, en los contratos civiles la competencia la tienen los tribunales civiles, mientras que en materias comerciales, la tienen los tribunales ordinarios, aunque existe la figura del arbitro para tomar decisiones y llegar a un acuerdo, lo que de tener éxito evita tener que llegar al tribunal y procesar largas demandas, que muchas veces demoran años en resolverse por la complejidad que representan.

2. Según el tipo de compraventa:

En el caso de contratos civiles, la compra venta puede recaer sobre bienes muebles e inmuebles y los comerciales sólo pueden ser bienes muebles. En los contratos siempre subyace la voluntad de las partes, por lo que independiente de lo que diga el código de comercio, las normas de compra venta en materia de impuestos y otras regulaciones, lo esencial es que las partes estén de acuerdo y no exista espacio para interpretaciones.

3. Venta de lo ajeno:

En Chile se puede vender lo ajeno, y así lo vemos en el caso de los corredores de propiedades, que venden algo que no es suyo, y se resguardan con contratos comerciales o mandatos. Regular la materia del contrato comercial es la parte más importante, ya que este tipo de contratos deben pasar a través de un ministro de fe como puede ser un Notario, a fin que tenga el suficiente peso y validez legal para vender un bien ajeno, como puede ser una propiedad, donde se necesita una escritura pública que autorice al mandante a efectuar la venta.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

4. Según el sujeto:

La habitualidad podría demarcar si un sujeto es vendedor habitual o no. En caso de ser habitual se clasifica la operación como comercial, mientras que si no es habitual es civil. Un claro ejemplo está en la venta de bienes raíces, donde se está calificando como vendedor habitual a aquel que vende más de 5.000 UF al año aproximadamente, independiente de las unidades de viviendas que venda. Así es como el negocio inmobiliario se ha vuelto cada vez más complicado para los inversionistas, que finalmente han optado por comprar a través de diferentes sociedades a fin de no perder los beneficios económicos que representa el vender un bien raíz.

5. La ley que lo rige:

Las materias civiles las rige el derecho común y civil, mientras que las materias comerciales se rigen por el derecho mercantil.

6. La transferencia de dominio:

En contratos civiles, la transferencia de dominio puede ser gratuita o onerosa, mientras que en un contrato comercial siempre la transferencia será onerosa. Un ejemplo de esto es cuando se hace una cesión de derechos sobre un bien, lo que no es materia comercial, sino civil, y representa un acto que permite traspasar a otro tanto derechos como obligaciones.

7. En cuanto al lucro:

Cuando se hace un contrato civil, se habla siempre de una contraprestación ya sea de dinero o trabajo si se trata de un servicio. En materias comerciales siempre existe el lucro y el fin de ganar dinero por medio de esa actividad. Los contratos a honorarios son un claro ejemplo de un tipo de contrato regido por el derecho civil, donde prevalecen las voluntades por sobre el ánimo de lucro de cualquiera de las partes.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Tipos de contratos mercantiles

Un contrato mercantil debe aunar lo que es la capacidad de los contratantes, el objeto del contrato, que debe ser lícito, el consentimiento y la causa lícita. El objeto de estos contratos siempre tiene que ver con el comercio.

  1. Contrato de seguro
  2. Contrato de transporte terrestre
  3. Contrato de permuta
  4. Contrato de compraventa
  5. Contrato de sociedad comercial

Tipos de contratos civiles

Los contratos civiles se caracterizan por aunar las voluntades de las partes, es decir cuentan con consentimiento de ambas partes, tienen un objeto o razón de ser del contrato y causa de la obligación que se establezca. Entre ellos encontramos los siguientes tipos de contratos:

  1. Contrato a honorarios: Son los más comunes para establecer los términos y condiciones de un trabajo donde no existe la subordinación.
  2. Acuerdos entre dos o más partes: Se da en el caso de los mandatos y poderes legales, donde se establecen las condiciones acordadas entre las dos partes para avanzar con un negocio.
  3. Contratos de arriendo: Son contratos civiles que establecen las condiciones que regirán el contrato, su duración, precio y sanciones en caso de existir, además de los plazos de pago, entre otras materias importantes a tener reguladas en estos casos.