A qué te comprometes cuando aceptas ser aval

General -

A qué te comprometes cuando aceptas ser aval
0 votos

Antes de aceptar ser aval de alguien es muy importante saber a qué te comprometes cuando aceptas ser aval, cuáles son las responsabilidades e implicaciones que conlleva este compromiso.

Primero hay que saber qué significar ser aval de alguien o avalar a alguien. Un aval es una persona que se compromete a cumplir las obligaciones y compromisos que la persona a la cual avala no cumple. Estos compromisos o responsabilidades por lo general son monetarios y pueden ser créditos bancarios o el pago de la renta de un bien inmueble.

El firmar como aval de alguien es estar de acuerdo en pagar la deuda que se está comprometiendo en caso de que el titular de la deuda no cumpla con su compromiso

Es por esta razón que es muy importante saber a qué te comprometes cuando aceptas ser aval de alguien.

¿Cuál es la función del aval?

El aval es una garantía del cumplimiento de la obligación contraída.

Cuando aceptas ser aval reconoces la deuda que se está adquiriendo, así como las condiciones de pago y aceptas ser deudor solidario, es decir, el aval se convierte en una garantía de que, si el titular de la deuda llegase a quedar mal con sus pagos, entonces se le requiere al aval que liquide el adeudo.

Es muy importante saber que todos los créditos, excepto aquellos que cuentan con una garantía en especie, como son el crédito hipotecario o el crédito de automóvil en donde el bien es la garantía, requieren de un aval.

Por lo general cuando aceptas ser aval pones como fianza o garantía de pago un bien inmueble de tu propiedad, que cubre el monto de la deuda adquirida. De esta manera si el deudor cae en incumplimiento la institución financiera que otorgó el crédito puede requerir el pago al aval o tomar acciones legales necesarias para adjudicar la propiedad que el aval ha dejado como garantía del pago.

¿Qué tipo de responsabilidad tiene el aval?

El aval adquiere la responsabilidad de pagar la deuda.

Cuando aceptas ser aval de alguien estás adquiriendo la responsabilidad de pagar la deuda de esa persona por la cual estás firmando, es decir, un aval se convierte en un deudor solidario de la persona a la cual está avalando, en caso de que el titular no pague la deuda la institución o persona que ha otorgado el préstamo recurrirá al aval para obtener el pago del saldo total del adeudo; si el aval ha dejado algún bien mueble o inmueble como garantía del préstamo, las acciones legales irán enfocadas hacia la adjudicación de estos bienes, para que a través de un remate o venta, se obtenga el capital necesario para liquidar el adeudo.

Implicación de ser aval ante el buró de crédito.

Cuando aceptas ser aval de alguien, entonces también aceptas las implicaciones de no pagar el crédito, entre ellas está el aparecer en el buró de crédito con una mala calificación, como si fueras tú quien no pagó el adeudo; es decir; tendrás las mismas implicaciones ante el buró de crédito que el titular del préstamo; esto pude afectar tu calificación crediticia ante las instituciones financieras, lo que te llevará o no poder adquirir un préstamo aún que la deuda haya sido pagada pues quedarás como un deudor moroso.

Es por esto que es necesario que Cuando aceptas ser aval de alguien, sea de una persona de extremada confianza, que sabes que no te va a dejar embaucado, por ejemplo, un familiar directo y una persona de mucha confianza.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Ahora que sabes a qué te comprometes Cuando aceptas ser aval de alguien, tendrás mucho cuidado en hacerlo en el futuro, ser aval no es un juego ya que significa adquirir el compromiso de pagar una deuda.

A qué te comprometes cuando aceptas ser aval
0 votos

Los comentarios están cerrados.