Crédito universitario, características principales

Credito -

Crédito universitario, características principales
0 votos

Si ya finalizaste tu enseñanza media y quieres sí o sí ingresar a la educación superior, pero te complica cómo pagar las grandes sumas de dinero que conlleva un arancel anual, no te preocupes, ya que con los créditos universitarios que existen no tendrás excusa para no ingresar a estudiar lo que deseas. A continuación te podemos dar consejos para conseguir un préstamo rápido.

Un crédito universitario te puede ayudar a financiar tus estudios

Hoy en día, en nuestro país existe una gran cantidad de formas que te pueden ayudar a financiar tus próximos pasos en la educación superior. Desde ayudas estatales hasta convenios con instituciones financieras privadas puedes encontrar en el amplio y diverso mundo de los créditos universitarios, algo que hace varios años atrás era impensado. Con esto, en los últimos años se ha generado una población más completa y con más profesionales, lo que conlleva un desarrollo mayor en cuanto a fuerza laboral calificada, evolución que también aporta de gran manera al crecimiento del país en varias materias.

Es por ello que, si ya decidiste qué vas a estudiar y en qué universidad o lugar lo harás, independiente de si es estatal, privada, centro de formación técnica o instituto profesional, aquí te damos una pequeña ayuda de dónde debes acudir para conseguir el financiamiento necesario para llevar a cabo tu plan.

1.Becas Estatales

La ayuda estatal lleva mucho tiempo siendo aplicada en nuestro país, sin embargo, fue en los últimos años donde se intensificó la situación por causa de las protestas estudiantiles donde, entre muchas aristas por las cuales se ha luchado, una de ellas era la del financiamiento estatal. Es así como con el tiempo se han ido ampliando las posibilidades para no dejar a nadie sin el derecho de estudiar e ingresar a la educación superior.

Para ello existen diversas formas que presenta el estado, ente financiamientos y becas que pueden llegar a financiar hasta en un 100% las carreras que elijas. En ese sentido, lo primero que podemos analizar es el Fondo Solidario de Crédito Universitario, el cual entrega el beneficio de de financiar tu carrera o parte de ella. El dinero, obviamente, lo tendrás que devolver, sin embargo, las posibilidades para hacer eso son muy amplias, ya que te dan muchas faciliadades interesantes. Eso sí, esto sirve si quieres ingresar a una de las 25 universidades estatales o también conocidas como tradicionales. Por otro lado, también debes estar calificado como una personas que se encuentre dentro de los quintiles más bajos de la población.

Adicionalmente, el estado también entrega becas y beneficios amplios para diferentes instancias. Sólo para revisar algunos, a continuación te damos algunos ejemplos de ellos:

  • Beca Bicentenario: si sacas un puntaje de más de 500 puntos en la prueba de selección universitaria el gobierno te podrá ayudar con el pago de tu carrera, siendo un monto que no deberás devolver.
  • Beca Vocación de Profesor: en los últimos años se le ha dado auge al estudio de alguna pedagogía, no importando cuál, por lo que el gobierno te puede becar por tu elección. No es malo si te apasiona ser profesor.
  • Beca Excelencia Académica: postula si sabes que tienes las notas más altas de tu generación cuando saliste del colegio. Tu esfuerzo lo vale.
  • Beca Juan Gómez Millas: si quieres estudiar una carrera técnica y sacaste más de 500 puntos en Prueba de Selección Universitaria, pues bien, no dudes en postular, un monto extra siempre es bienvenido.
  • Beca Discapacidad: si tienes capacidades diferentes y quieres estudiar, pues adelante, da la PSU y ve por tus sueños aprovechando esta medida de inclusión que se le ocurrió al gobierno.
  • Beca Puntaje PSU: ¿eres uno de los puntajes nacionales de la PSU? aparte de felicitarte te aconsejamos optar a esta beca que, por supuesto, te dará un buen financiamiento.

Siguiendo en la línea de las ayudas estatales, encontramos una llamada Crédito con Aval del Estado (CAE) y que puede financiar sin problemas tu carrera. Si eres un alumno que va a estudiar en una institución que no es ninguna tradicional o es privada, no te preocupes, postula a este crédito sin problemas. Funciona de cierta forma igual que el Fondo Solidario, ya que es un monto que deberás devolver en el tiempo, pero tambien con facilidades. Para obtenerlo sólo debes cumplir con el requisito de tener un promedio de notas de enseñanza media – conocido como NEM- igual o mayor a 5,27 y un promedio en la Prueba de Selección Universitaria de 475 puntos en las dos pruebas más importantes, Matemáticas y Lenguaje. Creemos que no es tan difícil. Cuando postules te darás cuenta que participan en este proceso bancos del mercado chileno, instituciones que inyectan el dinero de los créditos.

2. Financiamiento Privado

Seguramente has escuchado hablar de la Corporación Nacional de Fomento, Corfo, cuya ayuda abarca desde la inyección de capital a Pymes hasta créditos universitarios. Para obtener este tipo de financiamiento debes acudir a algún banco que tenga este tipo de convenio y solicitarlo. Digámoslo así, no es lo mismo que el crédito con aval del estado, ya que los términos de pago son diferentes y más parecidos a la solicitud de un crédito de consumo.

Por otro lado, otra alternativa privada tiene que ver con los créditos directos que prestan varios bancos del mercado financiero. En otras palabras, como si fuera un crédito automotriz o un hipotecario, puedes solicitar un crédito universitario. No todos los bancos tienen esta división financiera, sin embargo, lo que la tienen presentan formas de pago que pueden ayudar de gran manera al estudiante. Entidades bancarias que ofrecen este tipo de producto son el Banco de Chile o el BCI.

Becas y créditos universitarios te pueden pagar la carrera

Finalmente, y a modo de última alternativa, encontramos un opción que no es del todo recomendable y que, además, necesita de una gran capacidad de solvencia para obtenerlo, hablamos de conseguir un crédito de consumo normal que nos podría ayudar, quizás no para pagar toda la carrera, pero sí parte de ella. En ese sentido, si así lo quieres, sería bueno que hicieras un comparación en el mercado con nuestro comparador online para saber si te sirve alguno.

Como ves, opciones y alternativas para financiar tus estudios no faltan, por lo que si tu sueño es ingresar a la educación superior ya no tendrás excusa para no hacerlo. Las oportunidades están y, si no las hay, te las debes crear tú mismo.

¿Existen más alternativas?

Para estudiar, sabemos que está difícil por la parte del financiamiento para muchos que  incluso tienen méritos de sobra.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Y qué pasa con los que no tienen tantos méritos como para acceder con facilidad a una beca?, en esos casos, la búsqueda se debe orientar a:

  • Una universidad que te pida un puntaje de ingreso bajo para la carrera que deseas estudiar. A veces entrar a una de estas universidades implica moverse a zonas geográficas apartadas del mismo país.
  • Buscar alternativas de estudio en el extranjero. Todos hemos visto cómo muchos se van a formar a universidades de países vecinos incluso, gastando dinero que no tienen. ¿Qué como lo hacen?, trabajan y estudian, y por todas las facilidades que se les ofrecen en horarios y ayudas económicas, lo logran.
  • Si crees que vas a terminar la carrera que inicies, hipotecar una propiedad no parece ser una idea descabellada. Si algún familiar te puede otorgar ese beneficio, existen altas probabilidades que termines con tu carrera ejerciendo y pagando la hipoteca sin mayores dificultades. El riesgo de perder la propiedad siempre va estar, pero haz un Plan B para el peor escenario, y así nada te va a tomar de sorpresa. Un plan de negocio para tu vida no podría ser mejor inversión.
libros-de-estudio

Los padres que creen tener todo perdido porque no obtuvieron financiamiento estatal o bancario, tienen que considerar estas otras opciones y no cerrarse a experimentarlas. A muchos estudiantes les cuesta moverse de sus casas, viajar, tomar decisiones, y en comprensible considerando que la crianza es muy aprehensiva, pero ese es el costo de tomar dirección y foco hacia lo que el estudiante se proponga como metas. No todo depende de que tengas el dinero o las becas.