Cómo hacer un Curriculum | Ejemplos, modelos y consejos

General -

Cómo hacer un Curriculum | Ejemplos, modelos y consejos
0 votos

Hacer un currículum vitae parece ser una tarea fácil, pero no lo es tanto, ya que su objetivo es conseguir destacar aquello que te interesa mostrar a la empresa a la cual postulas para el cargo al que postulas, a veces requiere de un análisis más acucioso de lo que desearíamos, y en ese proceso de personalizar tu CV, es donde te vamos a ayudar con algunos consejos.

trabajador

El currículum vitae tiene que esbozar tu historia educativa y laboral de una forma que permita “venderte”, al igual que si se tratase de un documento de marketing, donde el principal producto son tus competencias y habilidades técnicas, además de tu presentación personal, que aunque parezca ser algo sin importancia, habla también de la persona. Una apariencia estructurada y ordenada te ayuda a proyectar en el subconsciente de tu entrevistador atributos que quiera o no le van a empujar a tomar una decisión en tu favor o en tu contra.

¿Qué debe destacar el CV?

Un CV es necesario para “vender” tus habilidades, capacidades, aptitudes y experiencia a las empresas donde quieres trabajar. Dependiendo del área específica de la carrera donde el empleador quiera emplearte, será donde ponga más énfasis a la hora de entrevistarte y solicitarte información. Hay muchas empresas que usan su propio formato de CV justamente para extraer la información que desean obtener del postulante, y que en otros formatos se pierde.

Los entrevistadores por lo general leen los CV fuera de sus horas de trabajo, y piensa la cantidad de CV que pueden llegar a recibir por día. De todos los que reciben, tienen que seleccionar apenas unos 5 para entrevistar. Si tu CV es difícil de leer, se ve mal redactado, con un texto mal distribuido y con mucha información irrelevante, ten por seguro que el reclutador pasará al CV que sigue.

Al reclutador lo tienes que atender como si fuese un niño en busca de su golosina. Tienes que reflejar en primer lugar los bocados de más fácil digestión, con párrafos cortos y darles una disposición clara y lógica. Si lo haces así, tienes muchas más posibilidades de calificar para una entrevista. Y en la entrevista es donde tienes que destacar aquellos atributos que necesitan para desenvolverte bien el cargo que buscan, por eso, tienes que leer bien la descripción del empleo, buscar en internet las competencias que se requieren para ese tipo de empleo y prepararte para destacar tus fortalezas. Es bueno tener identificadas las debilidades, y si te preguntan, tener claro cómo estás trabajando para mitigarlas.

La información básica de un Currículum

No existe “una mejor manera” para construir un CV. Este documento debe ser estructurado y quedar alineado con lo que busca el empleador, así que la mejor forma de hacerlo atractivo para la empresa donde postulas, es adaptarlo destacando tu background con aquello que viste en el anuncio de empleoHay información que es básica, necesaria y común en todos los CV y que no puedes ni debes omitir, como los datos de contacto y la información personal, el historial educativo, las cualificaciones, el historial laboral y la experiencia, además de los intereses propios, logros o aficiones y referencias.

Dependiendo del tipo de empleo, puedes utilizar más o menos “efectos” en tu CV, ya que por ejemplo, los empleos que tienen que ver con publicidad y comunicaciones, aceptan formatos más novedosos y creativos, mientras que un trabajo en un cargo bancario, siempre necesitará de un documento bien estructurado y formal, que proyecte “seriedad”.

Un buen CV debe tener una presentación limpia y bien cuidada, resumiendo en una o dos páginas toda la información necesaria para despertar el interés de una entrevista en el reclutador. El diseño de la hoja debe ser limpio y bien estructurado, de modo que sea agradable tomar el CV y leerlo de una sola mirada.

Sobre las pretensiones de renta, aunque el mercado delinea ciertas bandas de salario, lo mejor es afinar las pretensiones en la entrevista, donde te podrían preguntar si quieres hacer un ajuste de estas o están bien, ahí tienes la oportunidad de decir que consideras que la renta debiese ser mayor en una cifra razonable respecto a lo descrito en tu CV, porque la dispuesta en tu CV es lo que te pagaban antes, y consideras que con tanta experiencia ganada, ya estás en pie de resolver problemas más complejos con menor dificultad, y eso amerita un incremento, sin ponerlo como requisito excluyente para aceptar el empleo, para no exponerte a perder la oportunidad que te ofrecen.

Destacar las habilidades

Cuando se publica un aviso de empleo, normalmente se detalla cada una de las habilidades que se requiere para desempeñar bien el empleo. Si no tienes toda la experiencia requerida, pero si cuentas con habilidades transferibles o extrapolables a lo que se busca, ya puedes ir redactando un párrafo interesante para destacar en tu CV.

Cada CV debe adaptarse al empleo que se postula, de modo que las habilidades clave sean las mismas que busca la empresa reclutadora. Esto no implica tener que redactar un nuevo CV para poder postular a cada empleo, sino darle pequeños toques personalizados para que la oferta profesional calce con lo que el reclutador busca, así que hay que dejar atrás la pereza y darse el trabajo de ir modificando los pequeños detalles que marcarán la diferencia.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Cuando no existe suficiente experiencia ni siquiera en algo parecido, lo mejor es destacar la capacidad y buena disposición a aprender de aquello que falta. Esto es perfectamente aceptable cuando se trata de dominar programas computacionales muy específicos por ejemplo, ya que es muy difícil que todos los postulantes a un empleo cumplan con un requisito así de fino, y lo mas probable es que deban capacitarlo en su uso.. En estos casos, decir que tienes facilidad de aprendizaje en temas tecnológicos y afinidad con las materias de TI te suma un punto a favor.

Las habilidades blandas son de las que más se buscan en las empresas modernas. Para destacarlas conviene mencionar todas las actividades en las que has sido líder o participante de equipo, incluso haber sido dirigente estudiantil puede despertar el interés del reclutador al ver habilidades con el trato con otra gente. te restan puntos en este sentido las actividades solitarias, como escribir o ver televisión.

La carta de presentación

Un buen CV puede llevar o no una carta de presentación preliminar, que te permite expresar el interés que tienes por trabajar en la empresa a la que postulas, y señalar todas las cualidades por las cuales deberían seleccionarte para ese empleo que buscas.

En una carta de presentación no se debe ocupar más de una plana, utilizando una letra similar a la del CV, con suficiente espacio para leerla rápido. Para hacerla, lo mejor es concentrarse en 3 palabras clave que te definirían como profesional, y destacar aquellos atributos. Esas palabras clave las tienes que sacar del mismo anuncio de empleo, donde pueden destacar por ejemplo “planificado”, “organizado”, “empático”. Recuerda que destacar las habilidades de trabajo en equipo y ser empático con las demás personas es importante, ya que los perfiles de personas egoístas y mañosas se están quedados relegados en el olvido y no están siendo precisamente los más cotizados en el mercado, ya que son esos los que ocasionan demoras y problemas de comunicación que se traducen en trabajos deficientes y mermas para la empresa.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

busca-trabajo

Las referencias

Finalmente, un CV con referencias siempre será tomado en cuenta si éstas son de calidad. Cuando no se tienen referencias ni recomendaciones de ex empleadores, el camino sin duda se hace mucho más difícil, pero tampoco es tan terrible, porque si lo pensamos bien, ¿qué podría ser más ridículo que pedirle referencias a un ex jefe que se dio el trabajo de despedirte?, si eras tan bueno te debería haber dejado en tu trabajo o haberte reubicado.

Las referencias también las puedes obtener de alguna organización en la cual participes en tus tiempos libres, y si de ex empleos no las tienes porque saliste mal, tal vez te convenga no incluir esa experiencia laboral en tu CV. Tu empleador con las referencias intentará capturar tu “perfil” y conocerte un poco más a través de otros, para saber si podrás adaptarte bien a la cultura de la empresa. Si averiguan que eres una persona adaptable y flexible en cualquier entorno, tienes mas posibilidades de ser contratado.

¿Qué cosas pregunta un reclutador a tus referencias?, normalmente se chequean las tareas realizadas, el tiempo que duraste en el empleo, y las razones de tu salida, además de consultársele sobre tus fortalezas y debilidades desde su perspectiva, y algunas características personales que les parezcan relevantes. Es bueno preparar un speach en conjunto con tus referencias para que siempre destaquen aquellos atributos que más te conviene mostrar al empleador.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Sitios donde encuentras modelos de CV:

  • Ambito-financiero.com
  • Modelos-de-curriculum.com
  • Modelocurriculum.net

Cómo hacer un Curriculum | Ejemplos, modelos y consejos
0 votos

Los comentarios están cerrados.