Cómo cruzar un cheque y para qué sirve

Legal -

Cómo cruzar un cheque y para qué sirve
0 votos

Los cheques son instrumentos de pago tan válidos como el efectivo, las letras de cambio o los pagarés, con algunas distinciones punitivas especiales. Los cheques pueden utilizarse de una forma más o menos segura según cómo lo extiendas al que va a recibir ese cheque. Veamos qué es un cheque cruzado, para qué te puede ser útil cruzarlo y cómo hacerlo para que siempre sea aceptados en las cajas de los bancos.

cheque-cruzado

Qué es cruzar un cheque

Los cheques cruzados, son aquellos a los que les hace dos líneas paralelas en forma transversal al documento. Cuando sólo se hacen esas dos líneas, al cheque se le llama “cheque cruzado general”, y esto tiene varias consecuencias, una de ellas y la más importante, es que el receptor no podrá cobrarlo por caja, haciéndolo efectivo de inmediato, sino que tendrá que depositarlo en una cuenta corriente o de ahorro bancaria, lo que dejará al cobrador plenamente identificado.

Si entre medio de las líneas transversales se especifica el nombre de algún banco, entonces ese cheque sólo se podrá cobrar en ese banco. Esta modalidad de cruce se llama “cheque cruzado especial”.

En resumen, un cheque cruzado es un “cheque para depósito”, porque como decíamos antes, sólo puede ser cobrado a través de un banco, que filtra pidiendo los datos bancarios e identificatorios de quien lo va a cobrar, y además, da tiempo al emisor del cheque para anularlo o darle orden de no pago, en caso que se haya percatado que lo extravió. En el peor de los casos, si un delincuente lo llega a cobrar, el emisor del cheque tiene todos sus datos para canalizar la denuncia y dar con el paradero del delincuente, exigiendo de regreso su dinero a través de demandas si es necesario. Para evitar esos largos procesos judiciales lo mejor es contratar con la banca, seguros contra el fraude, que permiten recuperar los fondos de forma muy rápida cuando pasan estas situaciones tan desagradables.

Tipos de cheques cruzados

Los cheques cruzados consiguen amparar el dinero en el banco, hasta que lo cobre el destinatario del documento siempre y cuando exista el dinero para respaldar la operación. Con el cruce, el cheque queda modificado en su esencia para que su importe no pueda ser cobrado en efectivo.

Todos hemos visto un cheque cruzado, pero hay que considerar que existen dos tipos de cruces, que veremos a continuación:

  • Cruce General: Cuando un cheque tiene dos líneas paralelas diagonales, con una separación entre ellas, que cubre toda la extensión vertical del cheque, hablamos de un cheque cruzado general.
  • Cruce Especial: Un cheque de estos, es cuando entre las dos líneas del cheque, se indica el nombre del banco donde debe depositarse el cheque. De este modo, este documento solo puede ser depositado en ese banco para su posterior cobro. El nombre del banco debe quedar siempre bien escrito y sin enmiendas para que el cheque no sea rechazado. También existe la alternativa de anotar “para abono en cuenta”, entre medio de las líneas que lo cruzan, dejando así la instrucción que ese cheque debe ser abonado en la cuenta del beneficiario solamente.

Cómo cruzar un cheque

Para cruzar un cheque, sólo tienes que hacer dos líneas transversales en el costado izquierdo o derecho del cheque, con lápiz tinta y cuidar que las líneas queden lo más rectas posibles, son debe existir ningún tipo de enmienda, o el cheque automáticamente pierde validez.

Una manera de cruzarlos rápido y fácil, es tomar una tarjeta de crédito o con el mismo carnet, apoyarlo sobre el cheque y ocuparlo como regla para que las líneas queden lo más rectas posibles. También se puede hacer a pulso si no se tienen muy buenas habilidades para el dibujo.

Un cheque cruzado puedes hacerlo nominativo o al portador, es decir, indicando el nombre de quien lo cobrará o que el tenedor del cheque lo pueda indicar libremente, quedando en este ultimo caso al portador.

cheques-garantias

Para qué sirve cruzar un cheque

En línea con lo que te decíamos antes, los cheques son documentos que se pueden cobrar por caja en un banco de forma muy fácil, y por lo mismo siempre se aconseja cruzarlos, haciendo más difícil que se haga mal uso de ellos, y por otro lado, te mantienes informado de la persona o empresa que cobró ese documento, ya que al pasar por caja, tiene que por fuerza quedar registrado el que lo cobra.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Cuando un cheque cruzado te lo hurtan o se extravía, es muy difícil que alguien lo vaya a cobrar ya que aparte de tener que identificarse con documentación fidedigna, el cheque recién podrá hacerse líquido unas 24 horas después, tiempo más que suficiente para emitir una orden de no pago, o anularlo de alguna forma a través de un email a tu ejecutivo bancario, o un llamado a la línea de emergencias bancarias. Además, al cruzar un cheque, se evitan los cobros de pago por caja, que son una comisión que si se puede evitar, mejor evitarla.

Los cheques sin fondos

Recibir un cheque cruzado no es suficiente garantía que este tendrá fondos, por lo tanto, un cheque debe siempre ser revisado con alguna entidad como Equifax, que revisa el estatus financiero del emisor del cheque, bajando el riesgo de la operación. Al recibir un cheque hay que cerciorarse que está con una fecha, y consultar si a esa fecha se puede cobrar sin problemas.

Cuando se trata de un cheque por un monto muy alto, se puede solicitar un documento certificado por un banco, es decir, lo verifica el banco antes que sea expedido, garantizando así al receptor del documento, la solvencia del emisor.

cheques-sin-fondos

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si ya te encontraste con un cheque sin fondos, lo único que te queda por hacer es lo siguiente:

  1. Comunícate con el emisor del cheque y solicita una solución, como puede ser expedir otro cheque, que te haga un depósito, una transferencia o que te pague en efectivo.
  2. Cuando una persona te entrega un cheque sin fondos en mas de una oportunidad, o de una cuenta cancelada, o se niega a pagarte de otra forma, significa que estas ante un fraude y ahí el único camino es iniciar una demanda civil que incorpore las costas por daños y perjuicios, más un % adicional por año y los gastos legales.
  3. El giro doloso de cheque tiene una sanción penal de cárcel, pero desde que se inicia un juicio hasta que se hace efectiva la pena, puede llegar a pasar un año, por lo que el mejor camino es siempre prevenir revisando bien a los clientes o emisores de cheques, sobre todo cuando se trata de negocios como por ejemplo, la venta de vehículos, donde las sumas de dinero son por lo general importantes, ocupando como herramienta de pago de preferencia los vale vista.