Aval bancario: qué es, cómo conseguirlo y para qué se utiliza

Legal -

Aval bancario: qué es, cómo conseguirlo y para qué se utiliza
0 votos

Es muy común que en las entidades bancarias y financieras, se exija presentar un aval de respaldo cuando se requiere de un crédito o préstamo de dinero muy alto. De este modo, los bancos se aseguran del cobro de su dinero en caso que el deudor principal no cumpla con su compromiso de pagar las cuotas pactadas en el contrato de crédito. La parte más complicada de un préstamo es muchas veces, conseguir ese tan necesario aval, por eso veremos de qué forma se puede obtener uno, qué tipos de avales existen, qué costos hay involucrados en el proceso de conseguir un aval, y para qué te pueden servir los diferentes tipos de avales.

avales-bancarios

Qué es un aval bancario

Un aval bancario, es un co-deudor solidario que se compromete a pagar una deuda contraída por el cliente bancario principal, en caso que este deudor no cumpla con el pago de las cuotas pactadas en su contrato de préstamo, quedando como responsable a todo evento ante los incumplimientos del deudor principal.

Hay varios tipos de avales bancarios, dependiendo la complejidad y costos de obtención de la deuda a contratar, de la naturaleza y monto de la deuda a avalar, ya que no es lo mismo avalar una obra de construcción de un puente, que avalar la compra de un televisor en una casa comercial.

Tipos de aval bancario

1. El sueldo

Existe la posibilidad de ofrecer el sueldo como aval, pero no es una garantía muy aceptada, ya que el sueldo depende del tipo de contrato y trabajo, y además tiene el inconveniente que se encuentra protegido por ley, siendo imposible embargar el 100%, así que se hace complicado que la acepten.

Por lo general, es posible embargar las cuentas corrientes y bancarias sólo en los casos de demanda de pensiones familiares, y hay muchas restricciones legales para que esto suceda por temas comerciales, a menos que se trate de situaciones muy complejas, pero aún así, es una garantía muy endeble porque si la persona deja su trabajo, el banco ya no tendrá más nada que embargar.

Como dato anexo, ten en cuenta el tipo de cuenta  donde deposites tu sueldo si estás con peligro de ser demandado, independiente de si la has dejado como aval o no, ya que hay cuentas que tienen mayor riesgo de embargo. Ten en consideración que  las cuentas rut y cuentas vista por ejemplo, son inembargables, no así las cuentas corrientes.

3. Bienes o derechos reales

Se puede usar como aval los bienes de cualquier tipo, que pueden ser vehículos, terrenos, propiedades, constituyéndose como tal previa evaluación del banco, en una garantía. Si no se paga el crédito, el banco ejecuta la prenda o hipoteca entregada para cobrarse la deuda. A veces los bienes no pasan la evaluación o tasación bancaria, y hacer este tramite tiene un costo bastante alto, por lo que es necesario asegurarse que ese bien tiene un valor comercial equivalente al crédito que se pretende pedir, para no perder tiempo y recursos innecesariamente.

4. El aval personal

Este es el avalista persona natural que asume la deuda como propia, en caso que el deudor principal no se haga cargo de pagar su deuda, respondiendo con sus propios bienes y dinero por la deuda que contrajo el deudor.

5. El aval bancario

Este es un aval documentado, respaldado por dinero, o por un banco, como puede ser una boleta de garantía, un vale vista o algún documento equivalente, como el seguro de caución, que garantice el pago de la deuda frente al acreedor.

6. Avales bancarios técnicos

Este es un aval que se encuentra por ejemplo en los FOGAPE, donde es la entidad financiera la que responde por los incumplimientos del cliente avalado. Los avales técnicos garantizan la capacidad técnica del avalado, para que haga frente a sus compromisos contractuales, como puede ser la ejecución de una obra de construcción en el marco de un proyecto concursable.

7. Avales bancarios económicos

El aval económico, puede ser comercial o financiero. En el caso del aval comercial, es la entidad la que avala el pago de dinero comprometido en el negocio de compra venta, entre otro tipo de negocios donde se asumen compromisos por cumplir. Los avales financieros, consisten en que una entidad financiera se hace cargo del pago frente a otras entidades financieras en las que se comprometió el cliente, con un crédito.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

8. El seguro de caución

Este es una alternativa del tradicional aval bancario, consistente en un contrato de seguro por medio del cual se garantiza el pago al cliente, en caso que no se cumpla con los términos pactados en el contrato. Este seguro funciona igual que el aval bancario, con la diferencia que tiene ventajas importantes para el tomador, como por ejemplo, no tener que inmovilizar capital, ni tener que asumir pérdidas de liquidez por este motivo.

Los costos del seguro de caución, son más bajos que los que tienen los avales bancarios, principalmente porque no hay involucrados costos de estudio, de apertura ni de notaría. Son más sencillos de tramitar directamente con el banco y sirven de igual modo para avalar proyectos presentados en licitaciones públicas u otras.

Diferencia entre aval personal y aval bancario

El aval personal, puede ser una persona natural o jurídica que acepte hacerse responsable del pago total de la deuda en caso de impago por parte del deudor titular. El aval personal asume como propia la deuda, y se arriesga a que le quiten sus propios bienes si el deudor principal deja de pagar la deuda.

El aval bancario, es el que se contrata en un banco distinto a aquel donde se contrajo la deuda, y que se hará cargo de atender las deudas en caso de impago. Este aval se constituye como por ejemplo con vales vista o boletas de garantía, que tienen la desventaja de dejar inmovilizado mucho dinero en el banco, aunque hay boletas de garantía que no necesariamente inmovilizan capital, pero implica tener que pagar un crédito que es el que la respalda, en caso que la ejecuten los acreedores.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si te dan a elegir entre un vale vista y una boleta de garantía, es mejor una boleta de garantía, ya que en ella se estipulan las condiciones y el beneficiario al cual se le debe pagar, mientras que un vale vista por lo general no tiene condiciones, a menos que anexo al vale vista emitan unas instrucciones notariales aceptadas por el acreedor, de modo que siempre se respete esas condiciones para hacer su cobro, y no quede sujeto a interpretaciones subjetivas.

Para qué se utiliza un aval bancario

Según el tipo de garantía con la que se quiera respaldar el banco, será el tipo de aval que le va a exigir al deudor. Esto es porque no todos los créditos tienen garantías reales, como podría ser un bien que garantice por sí mismo el pago del crédito, situación que se da por ejemplo cuando compras una casa o un auto, ya que el mismo bien cauciona el cumplimiento de la obligación, garantizando el pago del crédito, que en caso de no pagarse por parte del deudor, es ejecutado por parte del banco.

El problema más grande es cuando se pide un crédito sin garantías reales, en cuyo caso el banco necesita asegurarse el cumplimiento de la obligación de pagar el crédito, y una forma de hacerlo es exigiendo un aval o codeudor solidario.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Qué es un codeudor solidario?, es una pregunta que muchos se hacen con un temor fundado porque ser codeudor solidario es hacerse cargo del total de la deuda sin ser el titular del crédito, aunque las demandas llegaran en primera instancia al deudor original. Los bancos pueden iniciar un juicio ejecutivo para cobrar el crédito, dirigiéndose directamente contra el aval, sin necesidad de demandar primero al deudor original. Si el avalista no paga, puede sufrir el embargo de sus bienes y ver como los pasan a remate judicial.

Cuando pasan situaciones como la descrita, el aval puede demandar después al deudor original para que le reintegre lo pagado y perdido. Ser aval implica asumir una responsabilidad económica muy grande sobre una deuda que no es propia.

Cómo pedir un aval bancario

Hay en líneas generales, tres formas de conseguir un aval bancario, dependiendo del propósito para el cual se le necesite, y los montos involucrados. Tienes la opción de:

Avales personales

Una manera de conseguir un aval bancario, que se consolide en una boleta de garantía o vale vista, seria pedir bajas sumas de dinero a familiares y amigos, para juntar el monto que servirá de aval como depósito bancarioEsto sería una especie de colecta colectiva que de algún modo ayudaría a conseguir el propósito de constituir una garantía bancaria.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si se puede obtener un aval personal por parte de un familiar o amigo, hay que tener en cuenta que el banco le pedirá cumplir los mismos requisitos que al deudor original o titular, exigiéndole tener una renta de cierto nivel, un contrato de trabajo y una antigüedad mínima trabajando, entre otros aspectos que cada banco evalúa en su cliente.

Avales materiales

Otra forma es poner en garantía algún bien, propio o de alguien que tenga la confianza para prendarlo o hipotecarlo, de modo que se constituya como una garantía real para el banco. Esta es otra alternativa factible para avalar las deudas, y que se puede ejecutar cuando se tienen bienes o existen personas a ponerlos como aval frente a las deudas que no son de ellos.

Los bancos y financieras, para aceptar este tipo de aval, hacen un estudio de solvencia previo al cliente solicitante, que tiene un costo bastante alto, y luego prosiguen con un contrato que cierra el acuerdo, reflejando todas las obligaciones y deberes asumidas por ambas partes.

Avales bancarios

Finalmente, si se trata de avales como la garantía FOGAPE, es necesario ir a Banco Estado, y llenar todos los formularios requeridos para pasar la evaluación comercial y técnica que permitirá acceder a la garantía del crédito.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Hay otros bancos con los que puedes conseguir otro tipo de documento para avalar tus negocios y proyectos, utilizando documentos privados que son más fáciles de gestionar, como el vale vista, los cheques, las boletas de garantía o similares. Cada tipo de documento tiene un costo y un tipo de riesgo distinto del que hay que informarse antes de entregarlo, de modo que se pueda dejar condicionado siempre.

Para obtener estos avales, es necesario tener cierto nivel mínimo de solvencia, que es conveniente tener claro antes de ir a solicitarlo para no perder dinero en las evaluaciones comerciales de rigor. Toda esta información te la puede otorgar la ejecutiva bancaria previo a su solicitud y gestión.

Cuál es el coste de un aval bancario

En el caso de los avales personales, el costo para el deudor principal y el avalista es nulo, no así en el caso de lo avales bancarios técnicos o económicos, donde la entidad avaladora  cobra un porcentaje del crédito avalado, por lo general de un 10% del valor de a garantía. 

Las boletas de garantía tienen también un coste porcentual, dependiendo de su monto, que bordea el 5% mensual, mientras que los cheques y vales vista no tienen costo de mantención.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Cuáles son los costes que te cobra un banco que te avale un crédito?, los costos que te cobrarán los bancos y financieras, tienen que ver con el costo de analizar tu capacidad financiera y riesgo, y los gastos de notaria que ya cierran el compromiso. Todo esto puede llegar a sumar por lo bajo $1 millón de pesos. Luego se vienen los gastos mensuales por mantener la garantía vigente, que como dijimos antes, es un porcentaje variable, dependiendo del monto, condiciones y plazo de la garantía.

Aval bancario: qué es, cómo conseguirlo y para qué se utiliza
0 votos

Los comentarios están cerrados.