Seguro complementario de salud

General -

Seguro complementario de salud
90 votos

Como los planes de salud más básicos y económicos no logran satisfacer todas las necesidades de cobertura de los cotizantes, muchas veces hay que ver contratar un seguro complementario, resultando más barato que contratar un plan costoso y obteniéndose buenas coberturas. Aquí veremos de qué se trata el Seguro Complementario de Salud. ¿Quieres saber más sobre él? Acá te dejamos un par de datos que te pueden ayudar.

El seguro complementario de salud te puede dar una mano

Sea como sea, todos sabemos que nuestros planes de salud no cubren todas las enfermedades o accidentes que puedan ocurrir, por lo que, si analizamos la situación y así lo creemos correcto, podríamos buscar una altertiva que tape esos hoyos y nos de la confianza que necesitamos. Para ello debemos abrir nuestros ojos y echar una mirada al mercado de seguros que se impone cada vez más dentro de la sociedad, entregando diferentes productos que, incluso, pueden darle cobertura a nuestras mascotas. Es así como, revisando de una forma rápida, encontramos un tipo de oferta que nos podría servir en aquel análisis profundo que le estamos haciendo a nuestro plan o a Fonasa, el Seguro Complementario de Salud, herramienta que nos ayudará a cubrir los baches que nos pueden hacer caer cuando utilizamos nuestros fondos de salud.

¿Qué es y cómo funciona?

El Seguro Complementario de Salud cubre básicamente la diferencia en el gasto de salud que aporta la institución – Isapre o Fonasa – y lo pagado por el usuario, denominándose esta transacción como copago. No tiene mayores complejidades, excepto que cada aseguradora presenta pólizas diferentes que debes leer y estar conciente de lo que estás firmando. Algunas de sus características principales son:

  • Puede ser contratado de manera individual o colectiva, por lo que un empleador puede hacer los trámites del mismo.
  • No sustituye la cobertura que otorga la Isapre o Fonasa, y no necesariamente cubre las mismas prestaciones, por lo que, insistimos, debes revisar las pólizas a cabalidad.
  • Normalmente reembolsa los gastos cubiertos en la póliza.
  • Reembolsa gastos incurridos por una enfermedad, tratamiento médico o incapacidad, todo lo que la póliza indique.
  • Su vigencia también se establece en la póliza.
  • Para contratarlo y para la cobertura mantiene una edad máxima.
  • Te pedirán antes de solicitarlo una declaración de salud, esto porque puedes tener enfermedades prexistentes. Para esto te solicitarán una Declaración Personal de Salud.

Por lo general, hay varios puntos que no cubre en general, aunque pueden depender de la aseguradora. De todos modos, te damos una lista de lo que no entra en la cobertura:

  • Dependiendo de la aseguradora, se pueden excluir los gastos en medicamentos e insumos.
  • No cubren enfermedades preexistentes, es decir, aquellas diagnosticadas o conocidas por el asegurado.
  • Generalmente, se excluyen las coberturas que tengan que ver con embarazo.
  • Otros puntos que se aclaran con regularidad y que no cubre el Seguro Complementario de Salud son:
  • Efectos de guerra, declarada o no declarada, acción de un enemigo extranjero, invasión, operaciones bélicas u hostilidades.
  • Epidemias y Pandemias.
  • Tratamientos por adicción a las drogas u de otro tipo.
  • Tratamientos de fertilidad y sus derivados.
  • Prestaciones de servicio hospitalario fuera de una hospital, como enfermeras a domicilio.

Adicionalmente, otro aspecto que puedes revisar son los beneficios extras que te pueden entregar las aseguradoras por elegirlas, ya que, como sabes, el mercado lucha día a día por dar los mejores servicios y es ahí donde, si así lo quieres, puedes sacar el mayor provecho de lo que contratarás. A modo de ejemplo, algunas empresas de seguros te pueden dar beneficios como descuentos en medicamentos en farmacias específicas u otros que te pueden ayudar.

Un seguro complementario puede ser saludable para tu bolsillo

En qué fijarse al momento de contratarlo

Si ya decidiste que lo mejor que puedes hacer es contratar un Seguro Complementario de Salud sería bueno que echaras una ojeada a los consejos que da la Superintendencia de Valores y Seguros frente a la solicitud de uno:

  • Lee y entiende completamente la póliza.
  • Ten claro, además, lo siguiente: condiciones de renovación, reajustes, cobertura, lo que debes hacer para cobrarlo y su vigencia.
  • Revisa todo contrato que vayas a firmar y aseguráte que todo tenga los mismos datos.
  • Los corredores de seguros deben estar inscritos en los Registros de la SVS, cosa que puedes revisar cuando gustes en los archivos de la entidad.
Elegir un segurro complementario de salud puede ser una elección saludable

Sin duda, el Seguro Complementario de Salud se muestra como una alternativa capaz de salvaguardar lo que no cubre tu plan o Fonasa, sin embargo siempre debes tener en cuenta el hecho de revisar toda la información del mercado para elegir lo mejor. En ese sentido, por ejemplo, si buscas darle una mirada a los planes de Isapre, puedes chequear nuestro comparador online y, si gustas, darte una vuelta por la Superintendencia de Salud. Nunca dejes de informarte.

¿Cuándo conviene contratar un Seguro Complementario de Salud?

En teoría, tener un plan de salud básico incluso en Fonasa junto a un seguro complementario de salud parece ser una excelente opción para personas jóvenes y sanas, que casi nunca se enferman y siempre pagan puntualmente.

Hay patologías que esta fórmula del plan básico con el seguro complementario funcionan muy bien, pero cuando las patologías se vuelven muy costosas, como pasa por ejemplo con el cáncer, a veces pasa que las aseguradoras dan término unilateral al plan, y la persona enferma ya deja de percibir coberturas.

Los contratos de salud son de lo más perverso que existe en el sistema, por eso hay que leerlos muy bien y ver sus limitantes antes de contratar. Si bien la fórmula plan de salud básico y seguro complementario sale mucho más barato que el plan de salud mas básico en una Isapre, siempre hay que tener en cuenta estos problemas que han afectado a cientos de chilenos.

¿Qué cubre un seguro complementario?

Un seguro complementario de salud, por lo general cubre cosas que un plan básico de salud no cubre, como maternidad, gastos dentales y atenciones ambulatorias y hospitalarias.

Si bien sus coberturas son acotadas y muy específicas, sirven de todos modos, ya que por ejemplo las mujeres en edad fértil, siempre corren en riesgo de embarazo y una póliza adicional permite generar un ahorro interesante. En las Isapres por lo general se oferta anexos adicionales al contrato de salud para tener mayor cobertura en las atenciones dentales, por las cuales hay que pagar solo un extra mensual a cambio del cual se obtienen mayores coberturas.

seguro-complementario

Otros tipos de seguros complementarios

Otro tipo de seguro de salud complementario que se puede contratar de modo colectivo o a través de sindicatos, son los:

  • Seguros catastróficos
  • Seguros Indemnizatorios

Los seguros catastróficos complementan muy bien los planes de salud básicos, ya que están destinados a cubrir enfermedades y accidentes de alto costo. Los seguros catastróficos otorgan cobertura a través de un reembolso y por lo general tienen un deducible y un tope anual.

Los seguros indemnizatorios no tienen deducible y cuando hay diagnostico de una enfermedad que esté incluida en la póliza, se paga de inmediato al asegurado el monto del capital asegurado que contrató.