Liquidación de sueldo

Legal -

Liquidación de sueldo
213 votos

Seguramente a fin de mes llegas feliz a trabajar porque sabes que es día de pago, recibes un cheque o una transferencia con tu sueldo y utilizas el dinero como te plazca, sin embargo, ¿sabrías cómo identificar algunos ítems que aparecen en esa hojita que firmas mensualmente, o para qué te puede ser útil una liquidación de sueldo?. Si no es así, te podemos ayudar con la siguiente información.

debes aprender a calcular tu sueldo

Cuando en tu empresa te entregan ese documento que debes firmar para recibir tu remuneración, sabemos que ni siquiera miras qué significan o qué son todas esas palabras y cifras que aparecen, sólo importa en ese momento recibir el monto por el que sabemos trabajamos, o sea nuestro sueldo líquido. Sin embargo, hay veces donde por alguna razón esos números bajan y nos preguntamos qué diablos está pasando, revisamos nuestra liquidación de sueldo y no sabemos identificar qué es lo que sucede. Para que estés más tranquilo y aprendas un poco qué es lo que representan esos términos, te presentamos la siguiente información útil para ti.

En qué se divide la liquidación de sueldo

El documento que firmas mes a mes tiene una gran cantidad de conceptos que es muy bueno que conozcas e investigues sobre ellos. Ten en cuenta que es de suma importancia saber qué es lo que estás firmando, porque, por ejemplo, cuando vas a poner tu rúbrica en un contrato, ¿acaso no lees de qué se trata?. Obviamente a fines de mes nos importa sólo una cosa, el valor del sueldo que se nos prometió. Sin embargo, ¿qué pasa con nuestras imposiciones legales e items que pueda agregar la empresa? ¿O qué sucede si hay un descuento de algo que no conocemos? Pues ahi radica la importancia de conocer en más detalle tu liquidación de sueldo.

Algunos de los aspectos que debes conocer es cómo se divide, como te lo mostramos a continuación:

  • Lo primero es lo primero, ya que, obviamente el documento no puede dejar de tener tus datos, los que incluyen tu nombre, rut y cargo.
  • Por otro lado, vas a encontrar el nombre de tu isapre o Fonasa y de tu AFP.
  • No siempre aparece, pero lo más probable es que encuentres el día de ingreso a la empresa y si tienes cargas familiares.
  • Deberán aparecer tus día trabajados para que los revises y las horas extras que correspondan, todo esto a modo de resumen de lo que has hecho en el periodo de pago correrspondiente.
  • Luego encontrarás una división general que dará como resultado dos conceptos: los haberes y los descuentos.
  • Cada uno de ellos también mantienen una subdivisión, siendo los haberes divididos en imponibles y no imponibles, mientras que los descuentos serán separados en legales y personales.

Es así como generalmente se pueden encontrar las liquidaciones de sueldo, por lo que no deberías ver items muy diferentes en la tuya.

Partes de una liquidación de sueldo

Haberes

Exacto, sí has visto esta palabra en el documento que firmaste el mes pasado. En este ítem encontramos todos los montos que se sumarán para que luego se les apliquen los descuentos mensuales correspondientes. En los haberes de tu liquidación mensual están tu sueldo imponible, los bonos que te da la empresa y que aparecen en tu contrato (por ejemplo locomoción) y la gratificación legal (monto que da la empresa por las utilidades percibidas en el año comercial y que debe distribuir entre los empleados), además de encontrar las horas extra que hayas podido realizar dentro del mes. En ese sentido, cuando se habla de los montos no imponibles puedes encontrar las asignaciones que te puede dar tu empresa como la alimentación.

Descuentos

Ahora cuando hablamos de descuentos obviamente arrugamos la nariz, ya que no queremos que nuestro sueldo disminuya, pero eso, para que no te preocupes, es descontado de tu sueldo imponible. Acá encontramos dos categorías, los descuentos legales, donde se nos resta el monto que va a parar a las AFP, Isapres, Fonasa – según sea el caso -, seguro de cesantía y el impuesto a la renta, mientras que los descuentos personales corresponden a lo que se nos puede quitar por una que otra situación donde bajo nuestro consentimiento se nos saca dinero. Si te preguntas por qué nos gustaría que nos quitaran dinero, bueno, puede ser porque pedimos un anticipo, nos están descontando algo por planilla -como un crédito solicitado a una caja de compensación – tenemos ahorro previsional voluntario u otras situaciones parecidas.

Sueldo imponible

Siempre se nos habla del sueldo líquido versus el sueldo bruto o imponible, lo que para algunos está claro y para otros no, razón por la que se debe poner atención a las cifras que se dan cuando se habla del sueldo mínimo. Si estás en la segunda opción, te contamos que el primer tipo de sueldo es lo que recibes efectivamente a fin de mes y que el segundo se refiere a un monto mayor que, sumado a todos los haberes, se le aplicarán todos los descuentos legales pertinentes. ¿Cuáles son ellos? AFP, Salud, Seguro de Cesantía e impuestos.

Debes diferenciar cuál es tu imponible y tu sueldo líquido

Total imponible y total tributable

Continuando con los cáculos y descuentos se debe determinar, además de lo anterior, el total imponible y el total tributable. El primero se utiliza para calcular los valores destinados a AFP (10% del sueldo imponible más gratificación y variando según la comisión de cada administradora de fondos de pensiones), Salud (7% del sueldo imponible más gratificación, monto que puede variar según el plan escogido en la Isapre a la cual se pertenezca) y Seguro de Cesantía (0,6% del sueldo imponible más gratificación).

Por otro lado, el total tributable es igual al sueldo imponible más gratificación menos AFP, Salud y Seguro Cesantía. Al determinar esa cifra se puede calcular el impuesto que debe pagar por el sueldo recibido. El tributo depende del tramo en el que se encuentre tu remuneración, por lo que entre más ganes más impuesto pagas.

Impuesto a tu remuneración

Estos son los ítems más importantes presentes en una liquidación de sueldo, por lo que esperamos hayas quedado un poco más claro al respecto. Sabemos por experiencia propia que realizar los cálculos es un poco engorroso, pero siempre es bueno tener conocimiento de lo que se nos está pagando, ya que así podemos visualizar mayores alternativas al momento, por ejemplo, de escoger un AFP.

¿Para qué puede ser útil la liquidación de sueldo?

Aunque parezca ser un documento que sólo respalda la cuantía y el período del pago hecho por la empresa al trabajador, la liquidación de sueldo es un documento muy útil a la hora de ir a apalancarse al banco. ¿Qué quiere decir esto?, que si vas a pedir un préstamo de dinero, un crédito de consumo o hipotecario, tus liquidaciones son los respaldos legales que te avalan frente al banco o cualquier otra entidad financiera.

credito

La liquidación de sueldo es también útil para el momento de elegir tu plan de salud, ya que en base a tu sueldo imponible, puedes elegir el mejor plan para ti y tu familia, agregando atributos o quitándolos si quieres un plan más barato, en base a la información que te entrega esa liquidación mensual de sueldo.

Las liquidaciones de sueldo deben archivarse y cuidarse como algo sagrado, ya que son documentos muy útiles en determinados momentos, y cuando más la necesitas, tiene que estar disponible con facilidad.

Tener un conocimiento acabado de tu liquidación de sueldo actual, te permite también negociar mejores condiciones de trabajo en caso que te solicite otra empresa como su empleado. Tu revisas tu actual liquidación y puedes imponer mejores condiciones si quieren llevarte.

De igual manera, ver cuanto te descuentan cada mes en AFP, te permite elegir una mejor administradora AFP de tu dinero, y cambiarte si es necesario, a una AFP que cobre comisiones más bajas y haga que tu dinero se multiplique más rápido.

¿Qué es el seguro de cesantía en la liquidación?

Es bueno profundizar un poco acerca de este seguro, y que conozcas las modalidades de pago que ofrece la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC) cada vez que estés cesante.

AFC

Todos los trabajadores deben cotizar por obligación en la AFC, siendo voluntario sólo para aquellos que hayan ingresado a trabajar a la empresa antes del 2 de Octubre del 2002. Cuando se cotiza en la AFC, al momento de ser despedido de la empresa, puedes ir a cobrar tu seguro de cesantía, el cual será proporcional a los años trabajados, ya que dependiendo de estos tendrás más o menos fondos acumulados para cobrar.

La AFC ofrece 2 modalidades de pago de tu seguro de cesantía. Una es la modalidad con un aporte solidario, que implica recibir un pequeño extra de dinero en tu seguro, con la condición que lo cobres en varias cuotas pequeñas, que van decreciendo en el tiempo y además, deberás hacer los cobros luego de pasar por la oficina de empleo del municipio, donde validarán tu calidad de cesante.

Lo mejor es hacer el cobro más expedito y sacar un poco menos de dinero, pero cobrarlo rápido a través de Sencillito o Servipag. También te pueden dar la opción de depositarte el seguro de cesantía en tu cuenta corriente o de ahorro, lo cual es más seguro para ti, ya que en ningún momento tendrás que ir con tu dinero en la cartera.

¿Qué hacer si no estás conforme con tu liquidación de sueldo?

Muchas veces pasa que las empresas pagan a sus trabajadores, y cumpliendo con todo su deber legal, hacen firmar al trabajador su liquidación de sueldo, expresando este su plena conformidad con aquel pago, ¿pero qué pasa si al llegar a su casa el trabajador se da cuenta que falta un pago?, ¿o si se da cuenta que hay algo irregular en su liquidación y no lo revisan ni corrigen de inmediato en la empresa?.

inspección

Todo trabajador, según el artículo N°5, inciso N°2 del Código del Trabajo, tiene el derecho irrenunciable a reclamar por un pago justo, y esto lo puede hacer denunciando su situación irregular en la Inspección del Trabajo, aún después de haber firmado plena conformidad ante la empresa.

Lo mejor es que intentes solucionar en primera instancia, directamente con la empresa, si en la empresa deciden no corregir tu situación de sueldo, lo único que te queda por hacer es acudir a la Inspección del Trabajo, donde te orientarán con el procedimiento a seguir, y todos los pasos para dar continuidad a tu reclamo. Para efectuar estos reclamos, debes estar muy seguro que se está incumpliendo con tus derechos, así que como consejo y recomendación, te podemos decir que si después de intentar aclarar las cosas en tu empresa todavía no estás conforme, previo a hacer un reclamo en la Inspección del Trabajo, lo mejor es que busques un asesor legal en materia de remuneraciones, de modo que antes de dirigirte a las Inspección del Trabajo y quebrar las relaciones con tu empleador, estés bien seguro.

¿Cómo corroboro que mi liquidación está bien?

Tenemos la suerte de contar con una calculadora virtual de tu sueldo, de modo que puedes hacer una verificación rápida de tus liquidaciones de sueldo. Hay que fijarse que las gratificaciones legales puede que se te estén pagando sólo una vez al año y no todos los meses, lo que hace que tu sueldo mensual baje y tengas una gratificación legal alta a fin de año. Las empresas no tienen la obligación de pagar la gratificación de forma mensual, así que si la obtienes cada mes, puede ser mejor.

La página donde puedes verificar que tu liquidación de sueldo está bien es www.calcular.cl, donde además se entrega información útil acerca del sueldo mínimo, los topes de gratificación legal y descuentos que afectan tu pago.

¿Cómo determinar tu sueldo en el mercado?

Aparte de desmenuzar la liquidación de sueldo en sí, es bueno tener una idea de lo que vales en el mercado, y a la par, tener claro cuanto necesitas para vivir.

Una buena manera de revisar el mercado es revisar las ofertas de empleo, y los portales donde se hacen comparativas de sueldo por profesión y años de experiencia. Los parámetros dependen también del rubro empresarial donde te desempeñas y del tamaño de la compañía para la cual trabajas. Lo mismo pasa con los beneficios, mientras más grande es la compañía, probablemente tendrás más beneficios ya que estas empresas tienen convenios colectivos muy buenos para sus trabajadores.

Para determinar cuánto necesitas para vivir, tienes que hacer un listado de las siguientes cosas:

  • Gastos en hipoteca
  • Gastos médicos
  • Gastos en transporte
  • Gastos en entretención
  • Pago de servicios
  • Tarjetas de crédito

Con todos estos gastos claros, tienes que ver si tus expectativas salariales están cubriendo todo lo que necesitas, y si calzan con lo que se ofrece en el mercado. Si tus gastos están muy por sobre de lo que tu profesión y años de experiencia valen en el mercado, entonces tienes por fuerza que bajar tus gastos y reprogramar o renegociar tus obligaciones, de modo que las puedas pagar en mayor plazo y así no caigas en la insolvencia.