Formato de solicitud de empleo: qué es y para qué sirve

General -

Formato de solicitud de empleo: qué es y para qué sirve
0 votos

Solicitar empleo tiene su ciencia aunque parezca algo sencillo. Muchos reclutadores y head hunters se dedican y viven de asesorar a postulantes a nuevos empleos, ayudándolos a hacer una solicitud de empleo o curriculum vitae ganador, que llame la atención en las fortalezas del postulante, y en aquello que precisa el empleador.

curriculum-vitae

Qué es el formato de solicitud de empleo

El formato de solicitud de empleo o curriculum vitae, tiene que seguir siempre un orden, y hay varios tipos de formatos, que serán mejor o peor según las cosas que necesite mostrar el postulante al empleo.

Aquellos que han estado mucho tiempo fuera del mercado laboral, no pueden usar un formato de curriculum con una cronología, debido a que sería muy cuestionado el hecho que tengan lagunas laborales, que sólo pueden explicarse de buena forma en una entrevista personal, pero jamás a través del papel preliminar que revisa el reclutador.

En el curriculum vitae van todos los antecedentes personales del postulante a un empleo, su formación profesional, se destacan sus fortalezas y manejo de idiomas. Es una historia muy resumida de lo que es como profesional y lo que puede ofrecer.

Para qué sirve el formato de empleo

El curriculum vitae o formato de empleo, sirve para darse a conocer con la empresa donde se postula, dar a conocer el peso que se tiene como profesional, el nivel de estudios, conocimientos y habilidades especiales.

Cuando se trata de oficios sencillos, también es muy importante tener un curriculum bien redactado y de apariencia profesional, ya que los interesados en contratar personas para oficios, lo que mas necesitan es sentir la seguridad de estar atrayendo a alguien honesto, con referencias, y habilidades comprobables.

buscando-trabajo

Redacta un currículum ganador

Aquí van algunas recomendaciones para que tu curriculum o formato de solicitud de empleo despierte el interés del empleador o empresa a la que postulas.

1.Incluye tu fotografía

Una foto con un vestuario y posición formal y positiva, te ayudará mucho a despertar el interés del empleador. Ver la cara de la persona a la que se va a contratar ya te da muchos puntos por sobre aquellos que no la envían.

2.Resumen de tu experiencia

Tu experiencia profesional debe reflejar en su redacción, tus fortalezas y debilidades. Por ejemplo si tu fuerte está en el control de gestión, probablemente las tareas operativas pasan a segundo plano, y ahí es donde debes poner el foco.

3.Tus actividades actuales

Que no estés contratado en una empresa no significa que estés parado viendo televisión en tu casa. Mostrar que estas haciendo algo de modo independiente de momento, te ayudará a mostrar que tienes iniciativa y la temple de soportar periodos sin trabajo dependiente con energía y dinamismo. Aquellos que no valoren eso deben ser muy pelmazos, ya que toda empresa necesita gente con energía, fuerza y para impulsar sus proyectos.

4. Tu formación académica

Tan importante como redactar tu experiencia, es dar a conocer tu formación profesional, lo que implica definir el nivel de conocimientos que tengas en idiomas, el grado al cual llegaste a la universidad, y el nivel de estudios de perfeccionamiento posterior que hayas alcanzado.

Si has hecho muchos cursos que no tengan relación con el trabajo al que postulas, es mejor dejarlos fuera de tu currículum, para que se enfoque en aquellos conocimientos y experiencias que si tengan relación con el trabajo, y muestren que tus capacidades están focalizadas y calzan con lo que la empresa busca. Un curso de cocina para un cargo de ingeniero de costos no será un gran aporte y sólo distraerá la atención del reclutador.