Qué es y para qué sirve el Apalancamiento Financiero

Crédito de consumo -

Qué es y para qué sirve el Apalancamiento Financiero
10 votos

Para la mayoría de las personas, es algo complicado comprender de un modo fácil qué es exactamente el apalancamiento financiero, y en su intento por comprender el término y sentido del apalancamiento, muchas veces se someten a largos estudios técnicos autodidactas que al finalizarse, las dejan con las mismas o incluso más dudas. Aquí intentaremos explicarte de un modo breve y fácil de qué se trata el apalancamiento financiero, y para qué te puede ser útil.

apalancamiento

El Apalancamiento financiero – Qué es:

El apalancamiento financiero no es otra cosa que el uso de la deuda para adquirir activos que generen más activos. Utilizar el apalancamiento permite hacer crecer la rentabilidad de las inversiones de un modo exponencialmente mayor a que si se hiciera sin apalancamiento.

Mientras más apalancamiento se utilice, mayores posibilidades de ganar hay, pero esto se debe analizar caso a caso, y ese es el secreto de utilizar un nivel correcto de deuda.

Pero, ¿qué es el apalancamiento financiero realmente?, ¿es sólo usar deuda para financiar nuevas empresas?. En teoría podríamos decir que es así, sin embargo, el apalancamiento financiero se pude utilizar no sólo como una herramienta de deuda para financiar proyectos rentables, nuevos o en marcha, sino que también se puede complementar con fondos propios de la empresa, es decir, se usará fondos propios y créditos bancarios, a la espera que esta operación multiplique la rentabilidad y actué como “palanca” para hacer crecer el negocio. El riesgo está claro, puede terminar con la empresa en niveles de insolvencia que lleven a la quiebra por no poder pagar las cuotas del crédito.

El Apalancamiento Financiero – Ejemplos:

El apalancamiento multiplica las probabilidades de ganar, como de perder, ¿por qué?, veámos un ejemplo práctico de alguien que invierte en la bolsa de valores. Si inviertes 1 millón de pesos propios en acciones  y al cabo de un año esas mismas acciones valen 1,5 millones, has ganado un 50% en rentabilidad pura. ¿Y qué pasa si financiamos esta operación con apalancamiento financiero o deuda bancaria?.

Si financiamos la inversión de 1.000.000 de pesos, invirtiendo 200.000 pesos propios y 800.000 con crédito a una tasa de interés anual del 10%, y al cabo de un año ese millón de pesos invertido en acciones vale 1,5 millones, tenemos que hacer el cálculo de los costos a pagar para sacar la rentabilidad real de la operación. Es decir, se debe pagar los 80.000 de costo del crédito, más el crédito mismo que son 800.000 mil. Ganas 1,5 millones menos 880 mil, menos los 200 mil pesos propios invertidos que hay que recuperarlos. En total te quedan 420.000 de rentabilidad, es decir un 210%, ¿ves como ganas más que si invirtieras la totalidad con fondos propios?.

El riesgo lo podemos explicar también con el mismo ejemplo, y es que si ese mismo millón de pesos en acciones ya no vale 1,5 millones al fin del año, sino 900.000 pesos, si no lo apalancaste has perdido 100.000 pesos, pero si lo apalancaste con deuda perdiste 100 mil más 80 mil de intereses. En este caso, cuando invertiste con fondos propios las pérdidas se reducen a un 10% pero si lo hiciste con deuda ascienden a 90% ya que debes devolver al banco 880 mil pesos de los 900 mil que valían las acciones, quedándote solo con 20 mil pesos de los 200 mil pesos propios. O sea, perdiste el 90% de tus recursos propios.

Apalancamiento Financiero Fórmulas:

Para medir el grado de apalancamiento financiero, se suele hacer uso de las unidades fraccionadas, es decir que si tienes un apalancamiento de 1:2, significa que por cada peso invertido, hay un peso de duda. Un apalancamiento de 1:3 significa que por cada peso invertido, hay 2 de deuda y el capital propio es un 33% de la inversión.

La fórmula para calcular el apalancamiento financiero sería:

  • Apalancamiento Financiero = Valor de la Inversión / Recursos propios invertidos

Si has invertido 1.000 pesos, pero el monto de la inversión es de 10.000, estás en razón 1:10.

Cuando el apalancamiento financiero es producto de deuda, se utiliza esta otra fórmula para calcular el porcentaje de apalancamiento que estás usando:

  • Apalancamiento Financiero = Deuda / Total de Activos Invertidos

palanca-financiera-proyectos

Desventajas del Apalancamiento Financiero:

Así como hemos visto que el apalancamiento financiero te puede ayudar a crecer mucho más rápido, también hay una serie de desventajas a tener en cuenta a la hora de considerarlo como alternativa de financiamiento de nuevos proyectos o para hacer crecer la empresa, ya que implica por ejemplo:

1. Limita las posibilidades de inversión:

Las empresas que tienen una larga trayectoria, y necesitan un largo período de tiempo para recuperar sus inversiones, ya que su nivel de rentabilidad es bastante seguro, no tendrán problema en trabajar apalancadas, pero si necesitas apalancar un proyecto muy rentable de corto plazo, es muy probable que no se consiga aprobación del directorio de la empresa, dado el alto riesgo.

2. Limita el atractivo del proyecto:

Si la empresa está muy endeudada, probablemente los inversionistas más adversos al riesgo decidan no invertir o pidan garantías muy fuertes para asegurarse.

3. Riesgo del crédito:

Si la tasa de interés bancaria con la que está financiada el crédito crece, puede que las ganancias se vean en algún minuto, superadas por los altos intereses de la deuda, contrayendo la rentabilidad del proyecto.

4. Aumenta el riesgo de tener pérdidas:

Si avanzas con un negocio que deja de ser rentable debido a una mala temporada, puede que termines con grandes pérdidas en ese período por todo lo que implica seguir pagando préstamos e intereses sobre la deuda, aunque no generes ingresos suficientes. Este riesgo se minimiza analizando los diversos escenarios o estudio de sensibilidad económico, que te pone en el mejor, el normal y peor escenario.

Ventajas del Apalancamiento financiero:

Como decíamos antes, el apalancamiento permite obtener rentabilidades superiores a las que se obtendrían si sólo se utilizase capital propio. En el caso de las empresas, usar apalancamiento permite aumentar el valor de las acciones y de los dividendos para los accionistas, ya que estas se rentabilizan al existir mayor cantidad de activos para explotar.

1. Mejora el acceso al crédito

Cuando manejas los riesgos asociados a la deuda de un modo exitoso, puedes conseguir que los bancos te den un financiamiento adicional con tasas de interés más atractivas. Mantener un historial de deuda y pago oportuno de estas, te permite construir un historial financiero sólido, donde puedes quedar calificado como cliente merecedor de buenas tasas.

2. Se aprovecha las economías de escala

Hay actividades que se vuelven más eficientes cuando se realizan a mayor escala. En general, producir grandes cantidades de un producto siempre permite obtener un costo de fabricación unitario mucho más bajo, elevando automáticamente tu rentabilidad. Si para conseguir una mayor producción de bienes necesitas por ejemplo, invertir en instalaciones físicas, entonces tienes que acudir al endeudamiento.

3. Aumenta el flujo de caja

Cuando se acude al apalancamiento, incurres en una deuda que debes pagar. Lo bueno es que esa deuda la pagas en pequeñas cuotas durante un largo período de tiempo. Con esto, liberas fondos para para un uso más inmediato, cubriendo todas las necesidades de efectivo que tengas mientras vas rentabilizando tu capital.

leverage

Apalancamiento financiero – Por qué usarlo:

En resumen, el apalancamiento financiero, cuando lo utilizas correctamente en un proyecto de inversión, puede redituarte grandes beneficios. Siempre se dice que los proyectos de inversión no deberían financiarse en su mayor parte con deuda, pero hay tipos y tipos de proyectos, y hay sectores muy seguros para invertir con deuda, como el de bienes raíces, donde el riesgo es casi cero, y acudir a la deuda para financiar los inmuebles es aceptable.

Distinto es el caso de los proyectos donde te endeudas y te sometes a altos riesgos y alta volatilidad en la inversión, como por ejemplo, cuando ingresas a la bolsa de valores. Hay bastantes casos de personas que pensaron poder ganar grandes sumas en la bolsa en corto tiempo y se animaron a invertir dinero que no tenían, pidiendo préstamos. Finalmente lo perdieron todo. Por eso la deuda debe utilizarse sólo en proyectos que te den certidumbre sobre tu retornos.